Imagen de archivo de un tigre

Gran polémica en un zoo español: Un animal muerto y otros en muy mal estado tras el confinamiento

Las imágenes se han hecho virales en las redes sociales y cada vez son más las voces que piden su cierre

Gran polémica la que se ha generado en Santander (Cantabria) por unas imágenes que muestran el mal estado en el que se encuentran varios animales del zoo del Palacio de la Magdalena, donde, además, un león marino está muerto en medio del parque medio tapado con una bolsa. Una situación que se produce justo cuando estamos saliendo del confinamiento.

Las imágenes, que se han hecho virales, han sido publicadas en las redes sociales por varios particulares, y, más allá del león marino muerto, varios ejemplares de focas se encuentran en una ‘penosa’ situación. No obstante, desde el consistorio se asegura que, durante este tiempo de confinamiento, operarios del zoo han continuado trabajando en las instalaciones, mientras que afirman que el león marino murió de muerte natural a los 30 años.

Unas explicaciones que no han convencido a muchos, y por esta razón ha surgido una iniciativa ciudadana en change.org  para recoger firmas a favor del cierre del zoo. Asimismo, Izquierda Unida (IU) y Unidas por Santander (UxS) han anunciado que estudian la posibilidad de denunciar ante la Fiscalía el estado de los animales. 

«Varias focas han fallecido durante estos días, dejando sus cadáveres expuestos a la vista de los visitantes, y parece que ha habido un problema con el filtro del agua que baña esa zona y que es vital para los animales que viven allí», afirma Unidas por Santander en un comunicado.

«Queremos saber si se están cumpliendo los estándares mínimos que ese espacio necesita y que expliquen si conocen las razones por las cuales los animales han sufrido el estado de abandono que ha sido denunciado recientemente», explica el concejal de la formación, Miguel Saro.  

Amenaza de ir a Fiscalía

IU valora denunciar ante la Fiscalía el estado de los animales del zoo de Santander, un espacio «anacrónico y perjudicial para la fauna que lo habita». Para ello, está recopilando la información necesaria sobre las condiciones del recinto y de los animales.

Con independencia del proceder del animal muerto, desde IU consideran que «la situación penosa de estos animales no es nueva» para los leones marinos y pingüinos del espacio. «Recordemos que hace años había leones en un recinto minúsculo y hasta osos polares en una comunidad en la que en verano se sobrepasan los veinticinco grados de temperatura en muchos días», afirma en un comunicado.

Para IU, «los zoos y, particularmente este, representan la deshumanización de sociedades que creen que los animales pueden exponerse como trofeos y reclamo turístico, cuando realmente deberían de estar en libertad».

Y matiza que, en caso de ser animales criados en cautividad o con imposibilidad de ser liberados, «un minizoo de estas características no responde a los estándares de bienestar animal  que, no solo necesita la fauna, sino que reclama con pujanza la población».

Por ello, consideran que «ha llegado el momento de que la Magdalena se adapte al siglo XXI», competencia del ayuntamiento de la capital, y que desde el gobierno autonómico «saquen del cajón» la Ley de Bienestar y Protección animal. «Esta Ley, siendo insuficiente tras el rechazo de nuestras alegaciones, al menos significaría tener un marco legislativo con el que poder trabajar y ampliar el alcance», concluye IU.