Varias personas haciendo exámenes en un proceso de oposición.

Las 4 opciones más fáciles para ser funcionario: Más plazas y menos que estudiar

Algunos de los procesos establecidos para acceder a la función pública son, de entrada, más asequibles

El acceso a la función pública es un reclamo para muchos españoles dada la volatilidad del sistema laboral en nuestro país. Obtener un puesto de trabajo en la Administración pública puede resultar una opción interesante ya que garantiza un empleo fijo con unas condiciones laborales difíciles de hallar en el sector privado. Es por ello que son muchos los españoles que, año tras año, intentan acceder a plazas de funcionario por vía de oposiciones.

Obtener plaza de funcionario, una opción que irá in crescendo en los próximos años

Esta opción, ya frecuente en los últimos años, podría experimentar, en los próximos, un incremento importante. Ya en 2021, la cantidad de convocatorias está creciendo de forma clara puesto que, en 2020, no se pudieron celebrar a causa de la pandemia. Pero esta situación podría no ser una excepción, ya que a lo largo de los próximos años se espera la jubilación de hasta una tercera parte de los actuales funcionarios.

Esto es así por una cuestión demográfica: la generación del baby boom afronta los últimos años de su carrera laboral. Como su nombre indica, se trata de una cohorte de edad muy voluminosa, de modo que van a quedar vacantes muchas plazas en la función pública en España. Ello va a permitir el acceso a ellas de muchas personas jóvenes, que deberán enfrentarse a los procesos de oposición correspondientes.

Estas jubilaciones masivas que se esperan en los próximos años van a ser especialmente notorias en algunos departamentos de la Administración General del Estado. Tal y como explica este miércoles, 7 de julio, El Economista, en el ámbito de la Seguridad Social un 75% de los funcionarios son mayores de 50 años. Esto comporta, claro está, su jubilación inminente en los próximos años y la renovación de las plazas mediante oposiciones. 

Cuatro oposiciones que son, a priori, más asequibles

El proceso de oposición no es para nada sencillo y requiere un esfuerzo importante por parte de los candidatos. Pero asumida esta cuestión, también es cierto que hay plazas sobre las cuales el acceso es más complicado y otras en que el proceso de oposición puede resultar más sencillo. Ciertamente, la incorporación en algunos departamentos de la Administración General del Estado és más fácil porque se ofertan más plazas y el temario a estudiar no es demasiado amplio.

El Economista recoge hoy cuatro de las oposiciones que, según varios foros y manuales sobre la cuestión, se consideran menos difíciles. Las repasamos a continuación.

Oposiciones a tropa y marinería del Ejército

Se trata de un proceso que, evidentemente, requiere una cierta vocación, ya que resulta en el ingreso en el Ejército. Pero, para quien quiera dedicarse a la carrera militar, opositar a tropa y marinería del Ejército solo requiere tener el título de ESO y superar unas pruebas físicas sencillas. Estas oposiciones suelen convocarse cada año.

Oposiciones a Correos

También se convocan regularmente oposiciones a Correos, que aunque se catalogan como sencillas, la gran concurrencia de candidatos puede complicarlas. Se pide la ESO, que se acredita mediante exámenes tipo test, y los temarios a estudiar son más breves que en otros procesos.

Oposiciones para ser ayudante en Prisiones

Se trata de plazas con sueldos de entre 1 900 y 2 400 euros, además de pluses de peligrosidad, y que precisamente ahora mismo tienen las convocatorias abiertas. En toda España se han convocado 900 puestos para los que se harán exámenes en la segunda mitad del año. El único requisito que se exige es el Bachillerato.

Oposiciones a auxilares administrativos

Con sueldos de 1.100 a 1.500 euros brutos para auxiliares y entre 1.400 y 1.800 para administrativos. Este año van a abrirse unas 3.000 plazas y se concretarán las fechas de los exámenes en breve. Se considera una de las oposiciones más sencillas, pero también es muy competida.