Imatge d'una sanitària realitzant una prova PCR a un home

Octubre, el mes en que el coronavirus podría ser aún peor que en marzo

Los expertos rusos están muy preocupados por cómo afectarán las infecciones estacionales al Covid-19

Otoño es el período donde se inician las infecciones estacionales como los resfriados, las gripes o las neumonías. Es por esta razón que la combinación de estas enfermedades con el coronavirus preocupa a los médicos y científicos rusos. 

Estos consideran que es muy difícil descubrir cuáles serán las consecuencias de estas afecciones juntas. Según ha informado Areg Totolián, el inmunólogo jefe del Instituto de Epidemiología y Microbiología Pasteur de San Petersburgo, al diario 'Izvestia', no se descarta que la acumulación de procesos infecciosos pueda agravar la situación.

Ni siquiera los expertos saben cómo se compaginarán el Covid-19 y las infecciones estacionales. «No se puede excluir que en otoño tengamos que enfrentarnos a un cuadro epidemiológico más severo que el de la pasada primavera», ha manifestado Totolián. 

El Covid-19 mezclado con otras infecciones puede perjudicar gravemente el estado de un paciente

Si bien es cierto que los anticuerpos contra el coronavirus pueden ayudar a la persona que lo padezca a combatirlo y brindarle «protección cruzada», otros virus pueden agravar su estado. 

Por si esto fuese poco, Mijaíl Favórov, epidemiólogo y experto en control y prevención de infecciones virales, «en las estaciones más frías, el coronavirus es más agresivo, ya que la luz ultravioleta solar no le debilita».

«Es posible infectarse al mismo tiempo de coronavirus y gripe», ha explicado Vladímir Chulánov, especialista principal en enfermedades infecciosas del Ministerio de Sanidad ruso y profesor de la Universidad Séchenov.

«La Covid-19 es una enfermedad nueva todavía desconocida y, además, se han observado formas combinadas diferentes infecciones virales respiratorias». Aunque «se desconocen las consecuencias de la mezcla del coronavirus con otros patógenos». 

No obstante, según ha declarado en el periódico ruso 'Kmsomólskaya Pravda', Antoli Asltéin: la segunda ola de la epidemia será «más masiva pero disminuirán los casos graves». 

No es de extrañar que los expertos rusos estén preocupados por la evolución del virus y por el peligro que supone que se mezcle con otras patologías estacionales, ya que Rusia es el cuarto país en el mundo con más personas infectadas y el primero de Europa, con más de 900.000 contagios y más de 15.000 fallecidos por Covid-19