Imagen de Madeleine Mccann

Nuevo hallazgo en el caso Madeleine McCann, que podría seguir viva

La policía alemana sigue dirigiendo sus investigaciones hacia el principal sospechoso, Christian Bruckner

El caso de la desaparición de Madeleine McCann podría dar un giro inesperado 13 años después del trágico suceso.

Mientras la policía alemana sigue las investigaciones del caso, ahora se ha sabido que el principal sospechoso, Christian Bruckner, confesó en su día a un amigo que le fascinaba el relato sobre Josef Fritzl, el austríaco que mantuvo a su hija encerrada durante 24 años y la violó sistemáticamente.

Las autoridades trabajan ahora con la hipótesis de que Christian Bruckner, que sigue en prisión desde 2011 por una condena relacionada con el tráfico de drogas, podría haber recreado la misma historia construyendo una habitación en la parte trasera de su inmueble en Seelze para mantener cautiva a la niña. La policía alemana ha encontrado un sótano subterráneo secreto en una parcela en las cercanías de Hannover que fue utilizada por el Christian Brückner, donde hace tan solo una semana terminaron las excavaciones del lugar.

Entonces, ¿Madeleine podría seguir viva?

Los agentes de la policía alemana trabajan en esa dirección, mientras que la policía británica y portuguesa apuntan a que la niña fue asesinada, aunque de momento nunca ha aparecido ninguna prueba concluyente al respecto. Los padres de Madeleine han pedido en reiteradas ocasiones que se les muestren pruebas del cuerpo de su hija para saber que está muerta; mientras, siguen manteniendo la esperanza intacta de que su hija siga viva.

Por otro lado, el investigador Gonzalo Amaral ha vuelto a pronunciarse para avisar a la policía alemana de que su dirección es errónea y que Christian Bruckner ya fue sospechosos en su día y no pudo demostrarse su implicación en la desaparición de Madeleine. Mientras tanto, Bruckner sigue cumpliendo condena por tráfico de drogas, pero recientemente ha pedido su excarcelación, al haber cumplido ya dos tercios de la condena.