Una mujer mayor cuenta monedas

La intención del Gobierno con las pensiones hará que bajen más del 5%

El Ejecutivo prepara una reforma que podría ampliar el periodo del cálculo para las pensiones, y con ello, la cantidad a cobrar

El Gobierno de coalición formado por el PSOE y Unidas Podemos tiene previsto nuevos cambios en el sistema de pensiones de la Seguridad Social y que podrían traducirse en recortes para los futuros pensionistas, ya que, según ha informado 'La Razón', el sistema actual es insostenible teniendo en cuenta la relación de trabajadores/pensionistas que habrá en España en los próximos años.

El citado medio ha explicado que el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha propuesto reformar las condiciones de acceso a la jubilación a través del periodo de cálculo, que pasaría de los 25 años actuales a los 35. Esto se traduce en que, actualmente, la pensión que recibirá una persona se calcula a través de los últimos 25 años cotizados, y la intención del ministro sería aumentar esa cantidad hasta los 35 años.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Este hecho, junto al retraso en la edad de jubilación, significa que los futuros pensionistas recibirían la pensión en función del cálculo de cotización de los últimos 35 años de su vida, es decir, prácticamente desde que cumplieron los 30 años. Tal y como está el mercado laboral español actual, donde los jóvenes pasan los primeros años con condiciones precarias, con salarios bajos y contratos temporales, la ampliación del periodo de cálculo se traduciría, en muchos casos, en una disminución de la cantidad recibida con la pensión.

Las pensiones bajarían un 5,45%

En la práctica, estos cambios en el sistema de pensiones podrían suponer una pérdida del 5,45% de las cantidades recibidas por los futuros pensionistas respecto a lo que cobrarían si se mantuviesen las características y condiciones actuales. En consecuencia, los sindicatos y parte de Unidas Podemos se ha mostrado tajantemente en contra de estos cambios.

La intención del Gobierno sería intentar salvar un sistema de pensiones que hoy por hoy es insostenible, ya que en treinta años se espera que España tenga tantos pensionistas como trabajadores en activo, unos 15 o 16 millones en cada lado. Esto significa que en vez de haber el doble de trabajadores que de pensionistas, como en las últimas décadas, el ratio se igualaría, lo que significa que menos trabajadores tendrían que sostener las pensiones de más pensionistas. 

Además, 'La Razón' apunta a las ayudas europeas como una segunda causa de esta reforma de las pensiones que el Gobierno está preparando. Europa prometió un paquete de 140.000 millones de euros en ayudas para paliar la crisis provocada por el coronavirus, una ayuda que el Ejecutivo anunció que llegaría «sin condiciones» o, en el peor de los casos, con condiciones «blandas» muy alejadas de las imposiciones que llegaron tras la crisis financiera del 2008. 

Algunos medios defienden que la reforma de las pensiones sería una de las condiciones que Europa habría puesto a España para poder recibir esos fondos, y que explicaría por qué el Gobierno está tramitando la reforma con tanta rapidez y tantos cambios en las últimas semanas. 

Hay que recordar también que Pedro Sánchez ha vuelto a reindexar las pensiones al IPC, algo que acabó en el año 2013 con el Gobierno de Rajoy, que las desindexó para evitar tener que subirlas cada año e intentar controlar el agujero que el sistema de pensiones deja a la economía pública española. El Gobierno actual ha vuelto a indexarlas al IPC, de manera que las pensiones subirán con la inflación. 

La ampliación del periodo de cálculo de las pensiones en el futuro buscaría, según el citado medio, compensar la subida que conllevará el hecho de que vuelvan a estar indexadas al IPC, e intentar mantener un equilibrio del sistema de pensiones. 

El texto preparado por el Gobierno ya circula internamente por el Ejecutivo y está previsto que próximamente se envíe a Bruselas para recibir el visto bueno de la UE, por lo que se hará público y se podrá observar qué cambios realmente se proponen. Por ahora se sabe que también se están barajando opciones que permitan al trabajador prescindir de algunos años en ese periodo de cómputo si ha tenido agujeros grandes de ingresos y cotización, ya sea por pérdida de empleo u otras circunstancias.

Todavía queda debatir las condiciones con el resto de agentes sociales, pero Unidas Podemos ya ha anunciado que votará en contra de la ampliación a 35 años, porque supondría aceptar que se bajen las pensiones, algo que choca frontalmente con uno de los puntos básicos de su programa. Desde la formación morada apuestan por otras fórmulas, como levantar el techo de cotizaciones máximas —actualmente, 4.070 euros al mes—, lo que implicaría que las rentas más altas coticen más.