Bitllets i monedes d'euro

Última Hora: La nueva previsión para la economía española anuncia una crisis peor de lo que se esperaba

El informe del FMI prevé una crisis como ninguna otra con una recuperación incierta donde España se lleva la peor parte

España se prepara desde hace semanas para la peor crisis económica en décadas. Según los pronósticos, las consecuencias del confinamiento y el parón de la economía en marzo y abril castigarán, sobre todo, a España e Italia. Las nuevas previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) acaban de arrojar datos aún más desesperanzadores.

Según el FMI España va a perder en cuestión de meses todo lo que había ganado en los seis años de expansión desde que salió de la última recesión en 2014. El informe presentado este miércoles sitúa a España en la economía que más se hunde junto con Italia, un 12,8%. La crisis afectará al principal sector, el turismo, y también a las cuentas públicas.

Así, según este organismo, el déficit del estado se situará en el 13,9% del PIB, por detrás de Japón, Sudáfrica y Estados Unidos. Además, prevé una salida muy lenta de la crisis: en 2021 estima un crecimiento del 6,3% del PIB, lo que significa que el año que viene sólo se va a recuperar la mitad de lo que se pierda en este.

En el cuatro trimestre del año, el FMI estima que el PIB será un 11,4% en relación al mismo periodo del año anterior. Eso significa que el FMI ha aumentado un 4,8% el desplome de 2020 y sólo ha subido 2 puntos la previsión de 2021. En abril se preveía un desplome del crecimiento del 8% para 2020.

En cuanto a las cuentas públicas, la previsión empeora en 1,9 puntos respecto el 9,5% previsto hace dos meses. Esto no incluye el mercado laboral, pero en abril, cuando el pronóstico era menos catastrófico, ya vaticinaba un paro en torno al 20,8%. Para lograr esa cifra, el paro debería aumentar en algunos trimestres hasta el 30%, probablemente.

Recuperación incierta

El nuevo informe del FMI arroja un escenario pesimista y asegura que esta es una crisis como ninguna otra, con una recuperación incierta. Esto afectará a todo el mundo, pero España se llevará la peor parte. El hundimiento del PIB tiene poca comparación con otros países desarrollados en tiempos de paz.

Sin ir más lejos, en el peor año de la Gran Depresión, en 1932, el PIB estadounidense apenas cayó una décima más de lo que auguran ahora para la economía española. El problema para España es mayor porque muchos de sus socios sufrirán también el desplome de manera extrema, como el caso de Italia y Francia. 

Hay aún otro dato que juega en contra. La región del mundo que más cae es la Eurozona, seguida de América Latina, con quien España mantiene relaciones económicas y financieras muy significativas. El hundimiento latinoamericano, del 9,1%, se agrava por el hecho de que esa es la región que va a tener una salida más lenta de la crisis en 2021, con un crecimiento de sólo el 3,7%.