Puertas de un colegio con padres y niños con mascarilla

La nueva ayuda de 200 millones de euros para los padres y madres de España

Es una de las medidas recogidas en los presupuestos

Poco a poco se van desgranando todas las ayudas sociales que se recogerán en los Presupuestos Generales del Estado que ayer presentaron el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias. Posiblemente la más destacada es una partida de 200 millones para que las familias puedan contratar a cuidadores para sus hijos menores de 14 años. 

Iglesias destacaba de esta novedosa ayuda, que dependerá del ministerio de Igualdad dirigido por Irene Montero, pretende fomentar la conciliación familiar. Además añadía que ha de servir como primer paso para crear un «sistema de cuidados que asuma la corresponsabilidad de las Administraciones públicas y sea fuente de creación de empleo». 

Esta es será solo una de las iniciativas que podrían quedar aprobadas si se consigue una mayoría en el Congreso en las próximas semanas. También se destinarán otros 200 millones para impulsar la educación de 0 a 3 años. Otros 300 millones de euros se destinarán para igualar permisos de paternidad y maternidad en 16 semanas para cada progenitor, haciéndolos intransferibles y remunerados al cien por cien.

El vicepresidente prometía también «emplear más de 700 millones de los fondos europeos para mejorar la atención a mayores, transitando desde el actual modelo de residencias hacia otro más parecido al de los países nórdicos que apueste por la atención domiciliaria». Se producía el anuncio de 250 millones de euros para becas universitarias. 

Mejoras en el Ingreso Mínimo Vital

El líder de Unidas Podemos también anunciaba que habrá modificaciones en el Ingreso Mínimo Vital (IMV) con el fin de acabar con el actual «cuello de botella» y agilizar la prestación para que llegue a más beneficiarios.

«Es evidente que ha habido cosas que no hemos hecho bien, muchas personas vulnerables han quedado fuera de la cobertura y se ha generado un cuello de botella en la administración», ha afirmado Iglesias.

Entre estas mejoras, ha indicado que se hace «permanente», no solo hasta 2021, la posibilidad de solicitar el IMV teniendo en cuenta los ingresos del año en curso «para proteger a quienes sufran una pérdida repentina de ingresos»; se reduce de 3 a 2 años el requisito de vida independiente «para incluir a más jóvenes»; se permite que los servicios sociales puedan acreditar algunos requisitos «para incluir a las personas sin hogar», y se permite que haya más de dos titulares en un mismo domicilio.


Comentarios