El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en rueda de prensa durante una cumbre en la Unión Europea

Urgente: Novedades en la vuelta de los niños de 0 a 6 años al colegio

Las comunidades autónomas empiezan a diseñar sus propios planes de desescalada educativa, una decisión que pone en riesgo la apertura de las escuelas y colegios a partir de la fase 2.

La desescalada educativa aún sigue trayendo cola. La  falta de acuerdo  entre el Ministerio de Educación, dirigido por Isabel Celaá, y las Comunidades Autónomas pone en riesgo el regreso de los niños de cero a seis años durante este curso. 

La reactivación del curso escolar de los niños menores de seis años  tenía como objetivo favorecer la conciliación familiar tras iniciarse la actividad laboral, una medida que implicaría abrir colegios y guarderías en la fase 2 del plan de desescalada. 

Libertad de las autonomías para liderar su plan educativo 

Durante las cuatro horas que duró la tercera Conferencia Sectorial de Educación, los consejeros educativos de las distintas autonomías y la ministra Celaá debatieron sobre el regreso a las aulas este año, mostrando más discrepancias que acuerdos en el plan de desconfinamiento educativo. 

Sin sacar ninguna conclusión conjunta, la ministra Celaá ha terminado el encuentro señalando que el Gobierno central no obliga a ninguna región  a aplicar el plan educativo propuesto.

Además, insiste en que cada región puede elaborar su propio plan de contingencia  para organizar la vuelta de los alumnos como crea conveniente. 

Ante esta situación, aumenta la incertidumbre sobre un ámbito en el que se han mostrado discrepancias desde el inicio de la crisis.

En el anterior encuentro hasta cinco consejeros (Madrid, Murcia, Andalucía, País Vasco y Castilla y León) se negaron a firmar el acuerdo propuesto por Celaá, cuyas medidas implicaban poder pasar de curso y obtener el título con un número ilimitado de suspensos.

Incertidumbre por el regreso a clase

Tras la reunión solo queda claro que, a día de hoy,  no está garantizada la vuelta al colegio de los niños menores de seis años durante este curso escolar.

Muchas CCAA están en contra de lo que consideran una apertura precipitada de los centros escolares, una idea que comparten la Asociación Española de Pediatría, los sindicatos de profesores y los estudiantes.

De esta forma, las regiones ya han empezado a diseñar sus propios planes educativos. Las primeras en desmarcarse del plan del Gobierno son Aragón, Baleares, Castilla-La Mancha, Andalucía, Murcia, Castilla y León y el País Vasco, que ya han anunciado su propio plan centrado en el regreso al colegio de los alumnos pendientes de certificación (4º de la ESO, 2º de Bachillerato y los ciclos de FP).

Perplejidad ante la decisión de Celaá

Sin embargo, hay otras comunidades como Extremadura, Murcia y Madrid que se han mostrado perplejas ante la decisión de que cada región vaya por libre. 

«El Ministerio ha renunciado a buena parte de las competencias que tiene» señalaba el consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio. 

Por su parte, la consejera de Educación de Murcia, Esperanza Moreno, ha señalado que lo deseable sería que «el Ministerio estableciera criterios homogéneos para todos los territorios para que no se produzcan continuas indefiniciones».

Habrá que esperar entonces a que cada comunidad diseñe su propio plan de contingencia. Mientras tanto los padres continuarán preocupados por la incertidumbre ante un problema que afecta directamente su vida laboral.