Imagen de archivo de miembros del Ejército de Tierra

El motivo por el que ya no salen los miltares a hablar del coronavirus

Hasta hace poco era común ver a altos mandos policiales y militares informando desde Moncloa sobre las medidas de actuación durante el confinamiento.

Las ruedas de prensa diarias ofrecidas por el Gobierno para informarnos de la crisis del coronavirus han cambiado sustancialmente. 

Hasta hace poco era común ver a altos mandos policiales y militares informar sobre las medidas de actuación durante el confinamiento.

En cada rueda de prensa se juntaban varios uniformados con civiles para aportar toda la información debatida previamente en la reunión del  Comité de Gestión Técnico. 

Sin embargo, en las últimas declaraciones desde Moncloa hemos podido ver cómo han desaparecido los uniformados de la escena. 

Declaraciones del general Santiago

Un antes y un después en esta situación lo marcó las declaraciones del jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, el general Santiago. Durante una rueda de prensa, el general tuvo un error de comunicación que generó una gran polémica y revuelo político. 

A partir de ahí, se empezaría a acusar al Gobierno de controlar los medios de comunicación y a cuestionar la independencia política de la  Benemérita, que según dieron a entender las palabras del general estarían luchando para minimizar las informaciones contrarias al Gobierno

Aunque los altos mandos policiales y militares siguieron compareciendo durante unos días para evitar una retirada inmediata a raíz de la polémica, una semana después desaparecieron de la escena. 

Cambio en la estrategia de comunicación

Sin embargo, el lapsus del general no sería la única razón para este cambio en la estrategia de comunicación. 

Según recoge 'El Confidencial Digital', la Secretaría de Estado de Comunicación, dirigida por Miguel Ángel Oliver, ya tenía decidido cambiar la dinámica de las ruedas de prensa antes de las polémicas declaraciones. 

La reestructuración de la estrategia de comunicación, según fuentes de Moncloa, estaría justificado porque los Cuerpos de Seguridad y las Fuerzas Armadas van perdiendo protagonismo en la fase de desescalada.

No obstante, esta explicación pierde algo de peso si tenemos en cuenta que las incidencias por saltarse el confinamiento se están multiplicando durante la desescalada. 

Además, según explica  'El Confidencial Digital'  el motivo del cambio en la estrategia se produjo tras las críticas del vicepresidente Pablo Iglesias, que no estaba nada de acuerdo con el tono y la escenificación de estas ruedas de prensa. 

Iglesias, en contra del lenguaje belicista

El presidente del Gobierno,  Pedro Sánchez,  ha llegado a presentar la crisis del coronavirus como un  conflicto militar, más que sanitario. Incluso ha llegado a utilizar un lenguaje que incluye términos tan bélicos como «guerra» «combate» o «desafío». 

Este lenguaje bélico, unido a la presencia continua de uniformados en las ruedas de prensa, no habrían gustado nada al líder de Unidas Podemos.

Pablo Iglesias consideraba que Pedro Sánchez «estaba dramatizando demasiado el problema, que utilizaba un lenguaje apocalíptico, que convenía rebajar» recoge 'ECD'

El vicepresidente le habría comunicado su parecer a Sánchez que, coincidiendo con la estabilidad de la pandemia, habría aprovechado para rebajar el tono y  restar dramatismo  en todas las declaraciones emitidas desde Moncloa.