La meteoróloga Kelly Plasker ha sido encontrada muerta en su domicilio

Fallece una meteoróloga 2 años después que su hijo joven y de la misma forma

Kelly Plasker ha sido encontrada sin vida tras haber revelado que abusaron de ella en el colegio

Kelly Plasker, popular presentadora del tiempo del canal 'KCBD NewsChannel 11', afiliado de 'NBC', ha sido encontrada muerta en su casa, en lo que las autoridades policiales de los Estados Unidos han considerado un posible caso de suicidio. La tragedia se ha cebado de nuevo con esta familia americana.

Hace tan sólo dos años Thomas, el hijo de Kelly Plasker, de 19 años, se suicidó, algo que comentaba recientemente la presentadora en sus redes sociales. Sus compañeros de informativo cerraron el espacio del lunes con un homenaje a Kelly y recordando que hay que «pedir ayuda si se está luchando o teniendo pensamientos de suicidio». 

Plasker confesó antes de morir que fue abusada por un profesor del colegio

Además, hay que reseñar la última publicación en Facebook de Kelly Plasker, donde confesaba que cuando iba al colegio fue acosada y abusada por un profesor, que era el director de la banda de música de la escuela. 

«Se suponía que era alguien que me cuidaba, pero me miró de formas en que los hombres no deberían mirar a los niños», contaba en una publicación escrita pocas horas antes de morir. 

«Ahora me doy cuenta de que los depredadores eligen presas fáciles. Especialmente aquellos sin mucho apoyo familiar o recursos», afirma en el texto Plasker, que tardó años en darse cuenta que la relación con su profesor era «abusiva y de manipulación», pues éste, según Plasker, le dijo a la niña estar enamorado y le prometió una «nueva vida juntos las promesas de conquistar el mundo con un negocio». 

«Mi cerebro está roto y no puedo soportarlo más»

Para Plasker, este tipo de abuso es «perversamente omnipresente, las situaciones que siguen ocurriendo en nuestros sistemas escolares deben parar». 

En su adiós, la presentadora de la 'NBC' se mostraba triste y culpable por aquellos que sucedió en el colegio. «Necesita salir con mi última confesión por los pecados que soy responsable de añadir a la cruz», decía, antes de despedirse de forma definitiva: «Os quiero mis amigos. Mi cerebro está roto y no puedo soportarlo más».


Comentarios