Enfermera con un bote lleno de pruebas PCR de coronavirus, 2020

El duro mensaje de sanitarios de la UCI que todos deberíamos leer: 'Nos da mucho miedo'

Gabriel Heras, miembro de la UCI donde apareció el primer caso grave de covid en España, relata las dificultades de los sanitarios durante la pandemia

El médico intensivista Gabriel Heras y miembro de la UCI donde se diagnosticó el primer caso grave de coronavirus en España, ha hablado con la web ‘Infosalus, contando su experiencia personal en primera línea de batalla en la crisis sanitaria ddel coronavirus.  

«A los sanitarios nos da mucho miedo que se esté acelerando el proceso de desescalada  y que las personas se estén relajando frente a la prevención del coronavirus porque si hubiera un rebrote no estaríamos preparados. Estamos extenuados, necesitamos desconectar», denuncia Heras. 

«Pero si mañana empezáramos de cero, los sanitarios estamos súper cansados. Ha sido horrible esto, y mucho profesional sanitario dice que cuando pase un poco todo esto se replanteará su vida profesional», resalta el intensivista, con motivo de la publicación del libro 'En primera línea'. 

«En UCI como la mía no queremos que nadie muera solo»

«Ha habido una gestión basada en el miedo que ha hecho que las familias se queden fuera, que los pacientes estén aislados y los sanitarios hayan trabajado en espacios que no son los habituales y con el miedo de caer también enfermos y de contagiar a amigos y familiares», confiesa el intensivista.

El médico español asegura que lo más doloroso ha sido el proceso de morir, que «ha sido un desastre», muriendo muchas personas en soledad. «Esto no puede volver a pasar. En UCI como la mía no queremos que nadie muera solo y, en casos excepcionales, se les ha facilitado a las familias el equipo de protección individual y así han estado con ellos, pero en la mayor parte de sitios no ha habido visitas flexibles, ni la gente ha podido despedirse».

«Que la Sanidad y la Educación son los pilares del Estado y no se puede recortar»

Heras saca sus propias conclusiones sobre la gestión de la pandemia: «Que no teníamos el mejor sistema sanitario, y que sí podemos contar con el compromiso de los sanitarios que se han dejado la piel y la vida. Que humanizar la Sanidad es ahora o nunca y ahora nadie va a poder mirar a otro lado. Que la Sanidad y la Educación son los pilares del Estado de bienestar y no se puede recortar, hay que invertir en ellos», proseguía. 

Finalmente, el médico intensivista hace un llamamiento a las personas irresponsables que no están cumpliendo las normas sanitarias establecidas: «Los sanitarios nos hemos jugado la piel y la vida y la gente hace un poco la desescalada incumpliendo las normas. A estos les invitaría a que vinieran a ver a un paciente crítico al hospital, o a que hablaran con una persona que ha perdido con el coronavirus a un ser querido para que vea que esto no es una broma. Hemos pasado mucho miedo, y también nuestras familias», sentenciaba Heras.