Fotomontaje con Luz Cuesta Mogollón enseñando su DNI

Luz Cuesta Mogollón, la joven que se llama como la actual factura eléctrica

Tiene uno de los nombres con los que se han hecho más chistes

No hay duda que una de las noticias de los últimos días es el actual cambio en la factura de la luz. Se supone que este nuevo sistema debería ayudarnos ahorrar, aunque quién realmente no lo ve así

Las asociaciones de consumidores no ven que realmente sea una medida que vaya a traer una rebaja del precio. No parece que vaya a evitar que una joven española tenga un nombre realmente representativo: Luz Cuesta Mogollón. 

Aunque pueda parecer que se trata de un chiste, es totalmente real. Luz es una chica de Zaragoza que ya se hizo muy mediático hace unos años cuando la luz sufría constantes subidas. 

Con el precio de la luz disparado, son muchos los que se han vuelto a acordar de ella. La propia joven explica que las bromas sobre su nombre han sido siempre recurrentes. 

Durante unos días de 2017 se convirtió en una auténtica estrella en un gran número de medios de comunicación. Ella lo afrontaba normalidad sabiendo que en ese momento era como «una especie de voz del pueblo». 

«Me llamo Luz Cuesta Mogollón, pero la subida del precio de la electricidad no es culpa mía», decía esos días a Antena 3. Y es que durante toda su vida ella se ha tomado con humor las bromas sobre su nombre. 

El momento en que sus padres se dieron de lo curioso de su nombre

Aunque pueda parecer extraño, sus padres en ningún momento pensaron en el curioso nombre que tendría al llamarla luz. Tardaron bastantes años en la curiosidad que le habían dado a su hija y que le acabaría marcando la vida. 

Hasta que no tenía nueve años no se dieron cuenta de la coincidencia que causaba. «Participaron en un programa de radio donde se hablaba de apellidos curiosos. Y al decirle mi nombre, el presentador se puso a reír y entonces mi madre se cayó», explicaba en la radio 'Rac 1'. 

La zaragozana explicaba que siempre ha llevado bien llamarse así. «Estoy orgullosa de mi nombre», decía en 'ABC confirmando que ya estaba muy acostumbrada a recibir todo tipo de bromas. 

Y la verdad es que no son pocas las anécdotas que ha podido explicar a lo largo de los años. Muchas de ellas protagonizadas por sus compañeros de clase pero también por sus profesores o el director de su instituto. 

De este último relataba como «el primer día de instituto cuando el director leía los nombres de los alumnos para decirles qué clase les correspondía, se echó a reír nada más pronunciar el mío». Un compañero de clase también bromeaba tocándola y diciendo «encendida o apagada». 

Tal fue su fama en determinados momentos que llegó a recibir alguna interesante oferta laboral. «Querían hacer un anuncio, pero de momento no ha salido nada», afirmaba sobre la posibilidad que le surgió. 

Las redes se llenaron de chascarrillos con el nombre de Luz Cuesta Mogollón

En el momento en que su nombre se hizo conocido, las redes no pudieron evitar la tentación de seguir con las bromas. Hubo algunos de ellos que fueron especialmente originales.

Es cierto, pero, que muchos cayeron en bromas que ella ya había escuchado a lo largo de su juventud. «¿Y tu hermana se llama agua? ¿O gas?», «Estás muy cara, ¿eh? ¡A ver si bajas un poco!» o «¡Es que cuestas mucho!» son algunos de los chascarrillos que siempre la han acompañado. 

Mientras, ella ha tratado siempre de pasar lo más desapercibida posible. Eso sí, sin poder evitar repetir en más de una ocasión que «sí, me llamo Luz Cuesta Mogollón».