Kevin, el joven asesinado en Jumilla el 1 de mayo de 2021, junto a su novia Marta

Kevin y Marta: La historia de amor en España con un fallecido y ahora graves disturbios

Acusan a la policía de no haber hecho lo suficiente para evitar la muerte del joven a manos de un clan rival

Crece la tensión en Jumilla, la pequeña localidad murciana donde el sábado asesinaron a Kevin Morales, un joven que defendía a su novia de la familia de su ex. Decenas de vecinos se concentraron ayer para pedir justicia por el chico, y la cosa acabó en altercados por la policía, que teme una escalada de violencia entre clanes rivales.

Detrás del triste suceso está la historia de amor de Kevin, un colombiano de 20 años, y Marta, una murciana de 21. Se conocieron con 14 años en el Instituto Infanta Elena de Jumilla. Estaban en la misma pandilla de amigos, y aunque al principio no se llevaban muy bien, se acabaron enamorando y empezaron una relación hace un año y cuatro meses.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Pero en su relación había una tercera persona que les hacía la vida imposible. Se trata de Inocente, «El Tente», el ex novio de Marta que junto con su madre Angelita se propuso acabar con su nueva relación. Los familiares de Kevin y Marta aseguran que «iban a por ellos» y que «no podían salir solos a la calle porque estaban amenazados de muerte». 

La noche de los hechos, Kevin y Marta estaban fumando un cigarrillo en el portal de una vivienda junto a un amigo, cuando de pronto apareció Angelita vestida con un pijama y zapatillas de estar por casa. Les mostró una navaja en actitud amenazante mientras Marta lo grababa todo con su móvil. Ahora, esas imágenes están en manos de la Guardia Civil como prueba de un delito: el asesinato de Kevin, que se desencadenó instantes después.

Marta y Angelita mantuvieron una acalorada discusión con toda clase de insultos. «Las navajas y la farlopa, eso es lo que te gusta», le dijo la joven, mientras Angelita la seguía increpando. En esos momentos, Kevin se interpuso entre ambas desafiando a Angelita: «¿Qué te pasa? Apuñálame, apuñálame si tienes huevos». En un momento dado, el amigo de la pareja intentó poner paz, pero luego apareció la abuela Charo, de 68 años.

La anciana asestó un golpe en la cabeza de Marta con el mismo palo con el que Angelita empezó a perseguir a Kevin para molerlo a golpes. El joven se defendió como pudo, pero el «clan de los Antoñones» fue creciendo hasta que apareció el ex de Marta, que fue quién presuntamente asestó las puñaladas mortales a Kevin. El joven murió en medio de una riña tumultuaria y en presencia de la propia policía.

Marta pide justicia

Marta explica a El Español que mantuvo una relación de un año y nueve meses con El Tente, en noviembre de 2019. «Me puso los cuernos con un montonazo de gente», dice, «y me tenía agotada psicológicamente». Según su relato, Inocente la cogía del pelo, le daba empujones, la escupía. «Cuando intentaba acabar con la relación, él me decía que se iba a suicidar. Una vez me amenazó con tirarse por el huevo de la ventana, otras veces me mandaba a su familia y me decían que no le dejase», añade.

También dice que el padre de Inocente la amenazó y pegó a Kevin, y que Angelita la perseguía por la calle y les amenazaba con rajarles. «Tú solo vas a ser para mi negro», le decía. Según cuenta, denunció a su ex en verano por malos tratos, y eso le trajo más problemas. A pesar de todo, Kevin y Marta se fueron a vivir juntos.

Marta traba de camarera en una cafetería del pueblo y Kevin trabajaba de peluquero por las casas. Estaba ahorrando, porque su sueño era montar su propia barbería. Además, los dos estaban muy ilusionados con tener un bebé. «En una limpieza espiritual que hicimos en Alicante para alejarnos de toda esa gente, nos dijeron que íbamos a tener una hija».

«Yo todo esto lo hago por mi novio, para pedir Justicia porque dio su vida por la mía y hasta que ellos no paguen no voy a parar», asegura Marta, que se deshace en elogios para Kevin: «Me ayudó a superar lo de El Tente, nunca había tenido una relación así. Se interesó mucho por mí, venía a verme al trabajo, quedábamos para hablar, me escuchaba, y poco a poco empezamos a tontear. Un día me besó en el coche. Me preguntaba si tendríamos a nuestra hija en España o en Colombia».

Lo que se ve en los vídeos

Marta lo grabó todo en tres vídeos. «Habíamos acudido a casa de un amigo para cenar y tomar unas copas, estábamos seis o siete personas», explica. La pareja bajó a fumarse un cigarro, y allí empezó todo. Según Marta, en el primer vídeo (1 minutos y 53 segundos) se ve como Angelita golpea a su novio con el palo. «Ahí dejé de grabar porque nos caímos, yo estaba en el suelo con su cabeza entre mis piernas pero aun así me pegaba puñetazos y su madre, Charo, me daba con el palo», relata.  

Luego Marta grabó un segundo vídeo de cincuenta segundos en el que Angelita y Kevin se pegan mientras la abuela Charo insulta al joven. Luego llegó la guardia civil, que intentó separarles, pero apareció El Tente con su hermano y su padre, y «cuando Kevin los vio salió a defenderme y se tiraron todos a por él».

Marta sacó el teléfono y grabó un tercer vídeo, el más trágico: «Trataban de pegarle, cada uno por un lado», cuenta la joven, que en la grabación se puso a llorar al ver que la policía no podía pararles. Entonces se corta el vídeo, porque Marta va a defender a Kevin. «Se levantó, iba chorreando sangre y me sacó de allí para que dejaran de pegarme». Luego se desplomó. Kevin entró con vida en el hospital, pero murió poco después.

Crece la tensión en Jumilla

«No tiene sentido que hayan matado a una persona delante de dos patrullas de la Policía Local y de la Guardia Civil», dice Marta en declaraciones a El Español. La joven lo grabó todo con su móvil y ha entregado las imágenes a la policía para que se haga justicia: «el clan decía que habíamos empezado nosotros, pero está todo grabado».

A última hora de la tarde de ayer, una concentración para pedir justicia por Kevin acabó en una batalla campal contra la policía, a la que acusan de haber actuado mal durante los acontecimientos del sábado. Varios de los concentrados la emprendieron a golpes contra los agentes, lanzaron piedras contra los coches de policía y se subieron sobre ellos. Hoy por la tarde hay convocada una nueva manifestación, y la policía teme que la cosa vaya a más y se desate una escalada de violencia en el lugar.

Mientras, la investigación sigue su curso y tras la detención del presunto autor del crimen, ayer fueron detenidos los padres y el hermano mayor de Inocente como presuntos coautores. En Jumilla, la policía ha reforzado la seguridad y ha agilizado la investigación para rebajar la tensión.