Una mossa d'esquadra revisa la documentació que li facilita un dels conductors que passa pel peatge de Maçanet de la Selva, el 21 de març de 2020.

Un juez pone en duda el estado de alarma: No ve delito en saltarse el confinamiento

La postura de un magistrado de Vitoria contradice el criterio del Ministerio del Interior

La crisis de la pandemia del coronavirus nos da, día tras día, historias de todo tipo. Durante la etapa de confinamiento total, las autoridades anunciaron que impusieron miles de denuncias por el incumplimiento de algunos vecinos y vecinas. Pues bien, el Juzgado Penal número 2 de Vitoria ha absuelto a un vecino acusado de un delito grave de desobediencia tras romper el confinamiento varias veces. Según explica 'Vozpópuli', el juez considera que «no es motivo de condena penal» y propone en todo caso «y con dudas», que sea sancionado con una multa mayor.

«El puro incumplimiento de las limitaciones derivadas del estado de alarma no implica automáticamente la realización de un delito si no viene acompañado de un plus en la conducta llevada a cabo. Este modo de comportarse podría ser sancionada, por todo ello y con ciertas dudas desde un punto de vista administrativo de acuerdo con el artículo 26.6 de la Ley Orgánica 4/15, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana», indica la sentencia.

Estas dudas las explica en situaciones como la de este vecino, cuando «no ha existido un requerimiento concreto e individualizado al ciudadano por parte de la autoridad para que cumpla las limitaciones impuestas por el estado de alarma».   

Concretamente, el vecino absuelto fue denunciado por agentes de la Ertzaintza varias veces entre el 23 de marzo y el 6 de abril. El Juzgado de Instrucción número 4 de Vitoria le condenó por un delito grave de desobediencia a la autoridad a cuatro meses de prisión, pero su condena quedó en suspenso por dos años. Posteriormente, volvió a ser detectado rompiendo el confinamiento. El juzgado de Instrucción número 2 de Vitoria decidió prisión provisional y no fue puesto en libertad hasta el 11 de mayo. Ahora ha dictado para él absolución en contra de la postura de la Fiscalía.

La decisión del juez, en contra del criterio del Ministerio del Interior

Los servicios jurídicos del Estado consideran que para cometer la desobediencia debes ser avisado personalmente que estás incumpliendo el estado de alarma. El ministro de Interior del gobierno español, Fernando Grande Marlaska, defendió que todos los ciudadanos deben conocer las medidas del confinamiento y que no es necesario el aviso. La sentencia del juez de Vitoria se hace eco de la existencia de este debate jurídico.

«En ningún caso puede llegar a ser una condena penal por la presunta comisión de un delito de desobediencia grave por el genérico incumplimiento de una norma, por mucho que ésta sea retirada», dice la resolución dictada el 11 de mayo. El juez fija este criterio «máximo cuando no haya existido un requerimiento concreto previo personal y directo a cumplir esta norma» y sin que se haga «una advertencia expresamente de las consecuencias del incumplimiento».

«Sin embargo y la reiteración, considero que, únicamente por eso, su conducta no puede someterse a un delito por quien se interese su conducta», precisa la sentencia, de tal manera que «en caso de que la persona sea reincidente, lo más procedente sería la imposición de una sanción económica mayor».