Fotografía de una persona en una váscula

No te lo vas a creer: Un joven engorda 100 kilos durante la cuarentena

Su vida ha llegado a correr peligro

El confinamiento por el coronavirus ha dejado consecuencias en la mayoría de la población pero, sin duda, este caso es especial. Y es que Zhou ha engordado 100 kilos durante el encierro. Sí, has leído bien: 100 kilos. 

Como ya sabréis todos, el estado de alarma derivó en un confinamiento en muchos países del mundo. Una de las zonas más afectadas fue China; en concreto, Wuhan, que es donde se originó el virus. China fue el primer país que se vio afectado por la Covid-19, y ha sido capaz de controlar el virus 4 meses después del comienzo de la crisis sanitaria. 

Todos nosotros hemos vivido la desesperación en algunos momentos del confinamiento. Algunos lo hemos llevado mejor y otros peor pero, sin duda, esto nos ha cambiado en algún aspecto de nuestra vida. Y es que a muchos nos ha dado por introducirnos en el mundo de la repostería o la cocina. Eso, sumado a una escasa actividad deportiva, tiene como resultado engordar algunos kilos. Pero lo que nunca hubiéramos imaginado es que esa cantidad de kilos ascendiera a 100 en alguna persona. 

El joven de 26 años Zhou empezó el confinamiento pesando 180 kilos (mide 1,70), siendo un claro ejemplo de obesidad. Y, antes de la cuarentena, el médico del joven había conseguido estabilizar el peso, haciendo que pudiera llevar un ritmo de vida más o menos estable; por ejemplo, había empezado a trabajar en un bar. Pues bien, como consecuencia del confinamiento, esa cifra inicial de 180 kilos ha subido a 260. 

Fotografía de Zhou en el hospital
Zhou había conseguido estabilizar su peso | WEIBO

De 180 a 280 kilos

Todo indica que el motivo de este gran aumento de paso se debe a que, durante el confinamiento, se ha alimentado de comida ‘basura’. Es decir, ultraprocesados con muchas calorías; eso ha provocado ese gran aumento de peso que ha hecho que la vida de Zhou se vuelva a ver limitada. 

Y es que, a causa del aumento de peso súbito, la vida del joven ha llegado a correr peligro. Tras sentirse molesto a causa de este aumento de peso, decidió ir al hospital, donde lo ingresaron para poder controlar y vigilar los problemas de salud que ha tenido a causa de este sobrepeso.

Según el medio ‘IBTimes’, el médico Li Zhen recibió una llamada de Zhou: «Llevo 48 horas sin poder cerrar los ojos. Es muy incómodo». Acto seguido, una ambulancia se desplazó hasta su casa; el joven apenas podía hablar. Una vez el en hospital, a Zhou le diagnosticaron una disfunción respiratoria e insuficiencia cardíaca. 

Fotografía de Zhou en el hospital
El joven de 26 años está llevando una dieta estricta y muy controlada | WEIBO

El joven se encuentra, ahora mismo, ingresado en el hospital, llevando una dieta estricta y controlada. Por suerte, ya está fuera de peligro, pese a que va a ser complicado volver a su peso anterior, que le permitía llevar una vida normal. Todo indica que los médicos pretenden llevar a cabo una operación de pérdida de peso; aunque todavía es arriesgado. 

Según explica el medio, el doctor indicó que esa subida de peso repentina no solo se debe a la ingesta de alimentos calóricos y a la inactividad, sino que también tienen que ver factores genéticos y problemas endocrinos.