Imagen de archivo de una playa

La isla que pagará parte de las vacaciones a los turistas este verano

La isla italiana pretende reactivar el turismo internacional para paliar los graves efectos económicos de la crisis del coronavirus, estimados en 1.000 millones de euros.

El coronavirus ha traído consigo una dura crisis económica que está afectando los distintos sectores económicos de los países de todo el mundo. 

Sin embargo, hay un sector concreto cuya reactivación y recuperación se vislumbra todavía más complicada. Se trata del turístico, un ámbito que está muy ligado a otros sectores muy importantes como el hotelero y hostelero. 

El drama del turismo internacional por el coronavirus

Si a esto le sumamos que el coronavirus ha impactado enormemente en dos de los principales destinos turísticos de Europa:  Italia y España, la situación se antoja aún más complicada para estos dos países.

Tanto Italia como España viven una situación similar en cuanto a la virulencia del virus y las consecuencias económicas que este está causando. En ambos países el principal motor económico es el turismo internacional, que representa en ambos casos más del 13% del PIB. 

Con las pérdidas millonarias generadas durante el confinamiento y la actual fase de desescalada, el verano se presenta como la única oportunidad de recuperar aunque sea una mínima parte de todo lo perdido.

Mientras que en España tenemos las  islas Canarias y Baleares, así como la costa mediterránea, en Italia cuentan con grandes ciudades turísticas como Roma, Venecia o Florencia e islas paradisíacas como Capri y Sicilia. 

Sicilia, más de 1.000 millones de pérdidas

Sicilia es una las islas más visitadas de toda Europa y una de las regiones más dependientes del turismo. Por esta razón, el temor de las autoridades a un hundimiento económico de la isla los ha llevado a asumir parte de los costes de los turistas que visiten la isla durante este verano. 

Se trata de una medida pionera y muy llamativa que tiene como objetivo paliar los perjuicios económicos causados durante el confinamiento tras el cierre de fronteras. Unas pérdidas que ya superarían los 1.000 millones de euros según  'Time Out'.

La administración siciliana ha aprobado un plan de 50 millones de euros que servirán para pagar el 50% del coste del billete a los turistas y el  30% del coste del alojamiento.  Son importantes descuentos que sin lugar a dudas serán valorados por los ciudadanos europeos.

Además, han optado por mantener algunos servicios turísticos de la isla abiertos y gratuitos, como las visitas a algunos museos, parques y espectáculos de interés cultural. 

Con estas medidas, que se pondrán en marcha a partir de la reapertura de fronteras, los turistas que quieran viajar a la ciudad podrán acceder a la web Visit Sicily  para conseguir los distintos bonos de descuentos.