Investigador buscando una vacuna para el coronavirus

Andalucía: Siete inmigrantes, uno positivo de coronavirus, se fugan de una cuarentena

Seis de los siete inmigrantes se fugaron por una de las puertas de emergencia del pabellón habilitados para ellos

La Junta de Andalucía debe realizar pruebas de coronavirus y buscar un lugar para la cuarentena para todas aquellas personas que lleguen a sus tierras de manera irregular según el protocolo de la Secretaría de Estado de Migraciones, que tiene fecha del 25 de julio. El pasado viernes fueron un centenar de personas las que llegaron a España bajo este tipo de condiciones y el domingo fueron siete. Ahora se ha conocido que han escapado  del confinamiento.

Según el protocolo, el confinamiento  de estas personas es absolutamente obligatorio  si hay algún positivo  entre ellos y se recomienda que «todas las personas que llegan a España por una vía irregular» deben pasar nueve días de aislamiento si los test dan negativos o hay alguna persona asintomática de coronavirus. Tal y como ha informado el medio ‘Ideal’, la Junta no dispone de instalaciones habilitadas y se encontrarán con más dificultades si empiezan a llegar pateras al ritmo habitual de otros veranos pasados.

Según fuentes del Gobierno de Andalucía, la directriz que se estableció a partir del 25 de julio les pilló por sorpresa. En Almería, lugar al que han llegado estas personas, tan solo se cuenta con un centro autonómico habitable en la provincia cuyo nombre es Inturjoven —se trata de un albergue juvenil—. Por este motivo los siete inmigrantes que llegaron a Almería el pasado viernes fueron trasladados a Granada.

Allí deberán pasar la cuarentena en otro espacio de la junta de carácter juvenil, el de Víznar, que en otras ocasiones ya ha sido utilizado para que menores no acompañados sean acogidos. Además, se corroboró que uno de los siete inmigrantes trasladados  a Granada  estaba contagiado de coronavirus.

Los inmigrantes fueron trasladados en ambulancias y custodiados por miembros de la Policía Adscrita a la Junta, que había pedido la colaboración de una unidad sita en Granada para que realizase el relevo. Al llevarse a cabo, fue cuando se dieron cuenta de que uno de los siete trasladados se había fugado y de que el albergue se encontraba cerrado. Pese a pedir refuerzos a la Policía Nacional, pocos efectivos pudieron dar su apoyo, ya que se encontraban en una trifulca que se había dado en la Catedral.

La Junta se puso en contacto con el Ayuntamiento de la capital y su alcalde puso a disposición el pabellón Paquillo Fernández, que fue utilizado como albergue para las personas sin techo. Aproximadamente sobre las 23.00 horas se llegó a realizar el traslado de los otros seis inmigrantes que fueron trasladados en ambulancia a la ciudad.

Al día, siguiente, sobre las nueve de la mañana, dos funcionarios municipales les llevaron alimento y al acceder a las instalaciones los agentes, los seis inmigrantes se fugaron por una de las puertas de emergencia. Entre ellos se encontró a un positivo y los otros cinco estaban esperando los resultados de los test PCR. Pese a que durante la jornada de ayer salió a la luz que los resultados dieron negativo, deben guardar cuarentena.

El protocolo establecido por el Gobierno

Según el protocolo establecido por el Gobierno, las autoridades sanitarias comunitarias deben contar con «planes de contingencia» para que este tipo de situaciones sean gestionadas. «Las personas que llegan a España por vías migratorias irregulares (...) son una población especialmente vulnerable para la Covid, ya que durante su viaje pasan por condiciones de hacinamiento y precariedad que les ponen en mayor riesgo. A su llegada a España, además, pueden tener elevada movilidad y contactos», según ‘Ideal’.

Además, se añade que los casos confirmados o asintomáticos deben tener una «solución habitacional» por parte del gobierno comunitario antes de ingresar en el sistema de «acogida humanitaria».