Dos guardias civiles paran a un coche que está circulando

Importante: Lo que se van a encontrar los conductores a partir de ahora

Con la reactivación paulatina de todos los sectores tras la covid-19, vienen cambios importantes en el sector del automóvil

La covid-19 ha traído consigo muchos cambios en nuestra sociedad, y ahora que se empieza a salir del estado de alarma, y una vez se superen las fases más restrictivas de la desescalada, todos los sectores de la sociedad tendrán que  reinventarse  para poder atajar los riesgos sanitarios que siguen habiendo por el coronavirus.

Una de estos sectores clave es la movilidad, que se ha visto gravemente afectada durante el confinamiento y ha sido una de las piezas clave para detener la pandemia y evitar su expansión descontrolada. Con esto, el sector del automóvil y la movilidad ha quedado gravemente afectado, de tal manera que en el futuro inmediato se tendrán que afrontar nuevos retos que analizamos a continuación.

¿Cómo será a partir de ahora la nueva movilidad?

Los concesionarios serán los primeros afectados, aunque al ser un establecimiento de venta al público, se regirán por las mismas medidas de seguridad que cualquier comercio. La patronal Faconauto, además, ha informado que han hecho una inversión de  11 millones de euros en equipos de protección individual  para garantizar la seguridad de sus trabajadores, y se está promoviendo la creación de un sello ‘Concesionario protegido frente la covid-19’.

Por otro lado, las estaciones de ITV ya han abierto  y prestan servicio, aunque los inspectores deben llevar mascarilla y cambiar guantes en cada vehículo, siendo el conductor el que realice las maniobras pertinentes que le señale el inspector.

Respecto a la conducción de motos, actualmente, con toda España en fase 1 o 2, todos los motoristas pueden circular libremente por su provincia, y además se permite llevar a un pasajero. Lo único a tener en cuenta es que si el casco que se lleva es abierto, el conductor y el pasajero deben llevar mascarilla.

Talleres de reparación y autoescuelas

Los talleres de reparación  de vehículos, que se mantuvieron abiertos sólo para profesionales durante la fase más estricta de la cuarentena, ahora mismo están abiertos a todo el público, aunque es obligatorio pedir cita previa.

Habrá  mamparas transparentes  para la atención al cliente y se dispensarán guantes, mascarillas y geles desinfectantes. Además ya no habrá que acudir al taller del mismo municipio, sino que el cliente podrá escoger cualquiera dentro de su provincia.

Por su parte, las autoescuelas sufren un bloqueo total. Actualmente siguen cerradas, así como las oficinas de atención al público de las jefaturas de tráfico, aunque se tiene previsto que algunas autoescuelas empiecen abrir con la fase 2  de la desescalada.

Mientras tanto, el sector trabaja en sus nuevos protocolos que se aplicaran tanto en la enseñanza en el aula como en los exámenes prácticos, que serían de un solo aspirante por turno con desinfección del vehículo después de cada uso. Además, dada la saturación que sufre el sector, es probable que este verano no haya parón vacacional.