Susanna Griso entrevistant Daniel López Acuña, exdirectiu de l'OMS

Importante aviso de un exdirectivo de la OMS: ‘El virus ha mutado y es más agresivo’

El experto ha lanzado una seria advertencia en directo en 'Espejo Público'

Pekín, capital de China, vive un nuevo brote de coronavirus que preocupa, en especial a la comunidad científica de todo el mundo. Justamente en este sentido, Daniel López Acuña, ex directivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha expresado en una intervención en 'Espejo Público' con Susanna Griso que la nueva cepa ha mutado y que sería más agresivo que la primera, que ha causado estragos en todo el mundo.

El epidemiólogo se ha mostrado muy preocupado por el rebrote en China. «Todo parece indicar que es una secuencia genética diferente», dijo. Según el experto, podríamos tener que hacer frente a «un virus mutado que puede ser más patógeno». En este caso, sin embargo, según Acuña, el proceso se habría dado a la inversa: de Europa hacia China.

«Hay que tomar medidas drásticas», ha dejado claro en directo, opinando también sobre las actuales medidas de seguridad: «La mascarilla no es la solución mágica pero ayuda a reducir la carga vírica». Los mayores riesgos, según dice, son la proximidad física y los ambientes cerrados.

Advierte que el virus «no ha desaparecido»

López Acuña ha advertido también durante un discurso en el Grupo de Sanidad y Salud Pública de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso que el virus «no ha desaparecido». «No podemos pensar que por la llegada de la nueva normalidad ya no está aquí, sería tapar el sol con un dedo. No debemos bajar la guardia y tenemos que estar muy pendientes de potenciales rebrotes que pueden producirse por importación de casos ante la reapertura de las fronteras», ha expuesto.

En su opinión, esta vigilancia no pasa, en ningún caso, por hacer test a toda la población: «Esto cae por sí solo ante una seroprevalencia del 5%. Sería un desperdicio de recursos que no repercutiría en beneficios». Sin embargo, sí ha reivindicado hacer «tres o cuatro millones» de pruebas a trabajadores en primera línea contra la Covid-19, en residencias y sospechosos y contactos de casos: «Esto sí que tiene todo el sentido del mundo».

López Acuña ha defendido que el estado de alarma en España, con la consiguiente limitación de la libertad de movimiento de los ciudadanos, «ha funcionado», consiguiendo reducir los efectos de la pandemia de Covid-19: «Los datos demuestran que ha servido para frenar la propagación de la pandemia, evitar un número muy superior de defunciones y mayor colapso en el sistema sanitario».

Críticas al sistema de salud español y europeo

El experto ha apuntado, por último, a una «debilidad estructural» del sistema sanitario español y ha pedido una «revisión exhaustiva» del ordenamiento jurídico para que, «más allá del estado de alarma», el Gobierno cuente con herramientas «para garantizar la salud de los ciudadanos».

El epidemiólogo ha criticado los «recortes, externalizaciones y privatizaciones» que se produjeron durante la crisis que, a su juicio, «debilitaron la capacidad de respuesta a desafíos como el coronavirus. «Conviene recordar que el gasto público en sanidad se encuentra por debajo de la media de la Unión Europea, se encuentra estancado desde hace varios años. Si algo ha quedado claro durante la pandemia, es que gastar en salud no es un gasto, sino una inversión fundamental», ha defendido.

A escala europea e internacional, ha señalado que «hace falta mucha mayor capacidad de acción colectiva por parte de la UE en materias relacionadas con la seguridad sanitaria».