Un país de la Unión Europea vuelve a cerrar su frontera por el coronavirus

Hungría establece esta rigurosa medida desde el martes 1 de septiembre

Varias banderas con el logo de la Unión Europea
Hungría cierra su frontera el 1 de septiembre para intentar frenar el coronavirus | Getty Images

El Gobierno de Hungría ha decidido cerrar su frontera desde este 1 de septiembre para evitar que la pandemia del coronavirus se complique todavía más. Desde este martes, los ciudadanos extranjeros sólo pueden entrar en el territorio húngaro con excepciones justificadas, como aquellos que trabajen y deban cruzar la frontera a diario, siempre y cuando provengan desde un radio máximo de 30 kilómetros y no permanezcan en el país húngaro más de 24 horas.

Hungría cierra fronteras desde este martes 1 de septiembre

Además, podrán entrar en Hungría las personas con un contrato laboral de más de 30 días, o los participantes en «eventos deportivos, culturales y religiosos de importancia», así como el paso de convoyes militares, el tránsito a otros países por corredores determinados y los viajes diplomáticos y oficiales.

Aunque hay excepciones para los «viajes de negocios», éstos serían siempre muy limitados, según informan los medios de Austria, país que hace pocos días ha criticado esta medida radical por los efectos negativos que prevé tendrá para su economía.

«En el futuro, los viajes de negocios de Austria a Hungría sólo estarán exentos de la prohibición de entrada si una empresa austríaca tiene una sucursal en Hungría», ha apuntado la agencia austríaca APA.

¿Cómo afecta el cierre de Hungría a los turistas?

Sobre el turismo, la única excepción afecta a los viajeros provenientes del resto de países del Grupo de Visegrádo, a saber, la República Checa, Polonia y Eslovaquia. El ministro húngaro de Exteriores, Péter Szijjártó, aseguró la pasada noche que los visitantes de esos países podrán entrar bajo la condición de que lleguen con alojamiento previamente resrervado en Hungría y presenten el resultado negativo de, como mínimo, un test de coronavirus.

En cuanto a los ciudadanos húngaros que regresan a su país, deben estar 14 días en cuarentena, aunque pueden poner acabar al aislamiento antes si en los primeros cinco días se someten a dos pruebas de coronavirus, dentro de un intervalo de 48 horas, y demuestran que ambas pruebas dieron negativo.


Comentarios

envía el comentario