Foto del lugar de los hechos

Hallan 46 personas muertas en un camión y sale a la luz la terrible verdad

La policía federal estadounidense lo investiga como un caso de tráfico de personas

España sigue conmocionada por la muerte de 37 migrantes en el asalto a la valla de Melilla el pasado viernes. Desafortunadamente, no se trata de un caso aislado. En todo el mundo, el fenómeno migratorio y el tráfico de personas desencadenan múltiples tragedias que merecen ser contadas.

La última ha ocurrido en San Antonio, Texas, donde aparecieron muertas 46 personas en el remolque de un camión. Las autoridades locales descubrieron los cuerpos en el interior del habitáculo, donde fueron encerrados sin aire ni agua. Murieron en una lenta agonía antes de ser abandonados.

La policía encontró el vehículo abandonado al suroeste de San Antonio, y al abrir la puerta se encontraron con la tragedia. Los migrantes pasaron horas encerrados en el remolque, sin aire acondicionado, en plena ola de calor. Solo sobrevivieron 16 personas, que ahora se recuperan en el hospital.

Así descubrieron los cuerpos

Todo se desencadenó ayer a las 17:55 hora local, cuando la policía recibió una llamada informando de la presencia de un cuerpo en la calle. El testigo se encontraba en un punto a 16 kilómetros del centro de la ciudad. Aseguraba haber escuchado gritos que provenían del interior de un camión averiado.

Montaje con foto del lugar de los hechos
La policía investiga el hallazgo de 46 cadáveres | La Noticia Digital

El vehículo se encontraba aparcado en paralelo a unas vías de tren y los gritos parecían provenir del interior del remolque. Al llegar, los agentes encontraron un cuerpo fuera del vehículo. Al abrir la puerta del remolque encontraron una montaña de cuerpos humanos vivos y muertos.

Los vivos intentaban abrirse paso entre la multitud de cuerpos inertes, lo cual complicó mucho las labores de rescate. El primer superviviente fue extraído a las 18:07, y el último a las 18:57. El lugar se llenó pronto de luces de emergencias, con 20 unidades de bomberos y una decena de ambulancias.

Murieron de manera agónica

Tras las primeras indagaciones, el expediente quedó en manos de los federales al tratarse de un presunto caso de tráfico de personas. En el lugar del hallazgo se vio a agentes del ICE (Inmigration and Customs Enforcement). La policía sigue rastreando con perros en los alrededores por si hubiera más personas.

Las autoridades no han dudado en definir el suceso como “una terrible tragedia”, y se han comprometido a una profunda investigación. No recuerdan ningún otro incidente con mayor número de víctimas. La agónica manera en la que murieron los migrantes lo hace todo aún más espeluznante.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Sucesos

Y es que según el servicio meteorológico, este fin de semana se llegó a los 46 grados en algunas partes de Texas. Más de medio centenar de personas pasaron horas hacinadas en un remolque sin poder salir. Sin aire acondicionado ni agua, la estructura se convirtió en un auténtico horno humano.

Tres personas detenidas

Según el gobierno mexicano, los migrantes murieron por asfixia. De momento, ninguna autoridad ha confirmado las identidades de los migrantes aunque algunas fuentes apuntan a que habría algunos guatemaltecos. El vehículo tenía matrícula estadounidense, propiedad seguramente de los traficantes.

El gobierno mexicano ha apuntado al tráfico de personas como la más que probable causa del suceso. “Son individuos monstruosos que explotan sin miramientos a los más vulnerables”, ha apuntado el departamento de Interior de Estados Unidos. Se comprometen a llegar hasta el fondo del asunto.

Foto del lugar de los hechos
Foto del camión donde encontraron a los muertos | Getty

De hecho ya han detenido a tres personas relacionadas con este hecho. “Trabajaremos para que los responsables de esta tragedia sean llevados ante la ley, y continuaremos nuestro trabajo para desmantelar las redes de trata de personas”. Así lo ha expresado el secretario de Seguridad, Alejandro Mayorkas.

El drama de la migración

Estados Unidos se encuentra en plena crisis migratoria, tras haber vivido un nuevo récord de entradas ilegales el pasado mayo. La mayoría de los cruces se producen en la frontera con México en Texas. La entrada de centenares de miles de migrantes se ha convertido en el principal problema del Gobierno de Joe Biden.

De hecho, tras el hallazgo de 46 cadáveres dentro de un camión en Texas, el gobernador republicano ha dicho que “estos muertos son de Biden”. Los responsables de fronteras también alertan del peligro de cruzar la frontera. El calor extremo y los migrantes deben cruzar kilómetros de desierto.

La ruta de la muerte, como ya se la conoce, es sin embargo la más segura para cruzar la frontera. De ello se aprovechan las mafias que utilizan a las personas vulnerables para hacer negocio. Es el caso de medio centenar de personas, que este lunes finalizaron su trayecto de manera trágica.