Montaje del bebé encontrado en Alicante y un coche policial.

La Guardia Civil rescata un recién nacido abandonado en España

Los agentes iniciaron una búsqueda después de hallar a la mujer con las piernas manchadas de sangre

La Guardia Civilpudo salvar la vida de un bebé recién nacido tras haber sido abandonado por su madre en San Isidro (Alicante). Los hechos ocurrieron el pasado sábado, cuando la madre, que había dado a luz en una vivienda en ruinas, dejó al recién nacido en un camino de la localidad. 

Los agentes recibieron un aviso de un conductor de un camión que había visto a una mujer que caminaba con una especie de hatillo de mantas  en sus brazos y con las piernas manchadas de sangre.

El hombre aseguraba que tras las mantas que llevaba la mujer se escondía un bebé. A través de un comunicado de la Guardia Civil, se ha informado de que el testigo había podido ver lo que parecía  una pequeña extremidad.

Plano de detalle de la Guardia Civil
Los agentes fueron avisados por un conductor de un camión. | Guardia Civil

Una patrulla de la Guardia Civil se trasladó rápidamente a la zona, un descampado cercano a un polígono industrial en San Isidro. Los agentes encontraron a la mujer, que no quiso ser asistida por los servicios sanitarios y negaba las declaraciones del testigo.

Los agentes acompañaron a la mujer hasta la casa en ruinas donde había estado la pasada noche. Allí constataron las  múltiples contradicciones en el relato que esta había aportado a la Guardia Civil.

Con síntomas de deshidratación

Una patrulla de Seguridad Ciudadana del Puesto de Almoradí en colaboración con otra patrulla de Callosa de Segura hallaron al bebé recién nacido. Se encontraba a unos cien metros de la vivienda, enrollado en unas mantas colocadas detrás de unos bidones. Todavía tenía el cordón umbilical. 

El menor fue encontrado hacia las 3 de la tarde. "El sol pegaba plenamente sobre el niño", declara uno de los agentes que halló al recién nacido.

Además, presentaba signos de deshidratación. Sin embargo, su respiración y su estado se enmarcaban dentro de los  parámetros normales. Rápidamente, la ambulancia ha trasladado al recién nacido al hospital más cercano para ingresarlo en la unidad de neonatos.

La perseverancia del testigo y de los agentes de la Guardia Civil fue clave para poder salvar la vida al menor, a quien el equipo médico ha bautizado con el nombre de Noa.

Imagen de la mujer de Alicante siendo detenida por la Guardia Civil.
El Juzgado de Orihuela ha decretado el ingreso en prisión provisional. | Guardia Civil

Bajo la tutela de la Generalitat

Aunque todavía sigue ingresado, la Guardia Civil ha informado de su buen estado. A pesar de que en la actualidad se encuentra bajo la tutela de la Generalitat Valenciana, finalmente será la Fiscalía de Menores quien decida su destino.

Sobre el hallazgo, dos agentes de la Guardia Civil relataron que "la primera impresión es que no estaba con vida". No obstante, Noa reaccionó y pudieron comprobar sus constantes vitales. Además, respiraron aliviados tras los informes favorables del hospital. "Fue nuestra mayor alegría".

La mujer, de 39 años y de nacionalidad suiza, ha pasado a disposición judicial. El juzgado de Orihuela ha decretado el ingreso en prisión provisional y se le imputa un delito de abandono de menores.

▶️ Kevin Carlos, el futbolista del Huesca salva la vida de dos primos de 12 y 14 años