Mujer en la playa con mascarilla

El Gobierno asegura que su plan para el verano ya está 'muy avanzado'

Sanidad presentó ayer a las comunidades todas las novedades sobre el pasaporte de vacunación que estará listo en breve

Sanidad y las comunidades autónomas siguen intentando acordar un plan conjunto de medidas para la Semana Santa. La idea es mantener las restricciones hasta después de las vacaciones para afrontar el verano con garantías. En el Gobierno son optimistas: hay una estrategia muy avanzada para salvar la temporada veraniega.

Uno de los puntos que se trataron en el Consejo Interterritorial de ayer fue el pasaporte de vacunación, que Pedro Sánchez defendió la semana pasada en Bruselas con el apoyo de Angela Merkel. Un pasaporte que no está exento de polémica, pero que podría servir para permitir los viajes en verano.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Pedro Sánchez se erigió en el Consejo Europeo como el gran defensor de este instrumento como solución para salvar el verano. El presidente sabe lo que se juega: de ello depende encarar la recuperación económica en España, o hundirse definitivamente. A nadie se le escapa que otro verano con cierres será el fin de un sector fundamental en nuestra economía.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Empeñado en recuperar cuanto antes la actividad en el sector turístico, hostelero y del ocio, Pedro Sánchez defendió los beneficios del pasaporte Covid. Esta medida permite moverse con libertad a las personas que ya han recibido la vacuna, aunque esto es discutido por los expertos debido a los problemas éticos y de salud que plantea.

Hay dos objeciones principales. Una, de carácter ético, tiene que ver con una posible infracción de los derechos fundamentales de los ciudadanos al limitar su movilidad en función de si están inmunizados o no. La otra viene de parte de los médicos: advierten que las vacunas no tienen una eficacia del 100%, y se abriría el riesgo de circulación del virus.

Los servicios jurídicos de Moncloa advirtieron al propio presidente de los problemas legales que podría acarrear la medida. Sin embargo, Sánchez ha reunido al núcleo duro de su Gobierno, con la presencia de los departamentos de Exteriores, Justicia, Transportes, Industria y Sanidad, además de la vicepresidente Carmen Calvo.

Un modelo único y centralizado

Carolina Darias fue la encargada de informar a los consejeros de sanidad de las comunidades autónomas sobre la propuesta del Gobierno. Según fuentes de la Moncloa, se trata de un paso «fundamental para recuperar la movilidad internacional cuanto antes, y hacerlo de forma coordinada y con plena seguridad sanitaria».

El Gobierno defiende el retorno ordenado y coordinado hacia la movilidad internacional, y España ha liderado en Europa los trabajos para aprobar cuanto antes instrumentos para la seguridad en los viajes. Sánchez defendió el pasaporte como el instrumento clave, aunque de forma que «nunca sea discriminatorio para las personas no vacunadas».

Moncloa asegura que «este uso sanitario está muy avanzado» y confía en su eficacia de cara a salvar la temporada veraniega. Junto con la Comisión Europa, España defiende la puesta a punto de los certificados digitales antes del verano. Los certificados van a tener un modelo único y centralizado, y van a facilitar la movilidad con terceros países.

Objetivo, evitar la cuarta ola

Mientras el Gobierno trabaja para recuperar la movilidad internacional, pone frenos para relajar las medidas en España. Pedro Sánchez ha decidido retrasar la Conferencia de Presidentes autónomicos que deberá definir si mantiene o no el estado de alarma.

Sanidad sostiene que aún es pronto para hablar de la relajación de las medidas, y cuenta con el apoyo de la mayoría de las comunidades autónomas. Excepto Madrid, el resto comparten la necesidad de mantener las medidas hasta después de Semana Santa, conscientes de que una cuarta ola ahora podría arruinar la temporada de verano definitivamente.

Por su lado, la Comisión Europea presentará el próximo 17 de marzo un paquete de medidas para el levantamiento de las restricciones en los viajes. El punto central son los «pasaportes verdes» que pretenden garantizar corredores seguros. El vicepresidente de la Comisión, Margaritis Schinas, aseguró que el objetivo es establecer una dirección común hacia la apertura segura e igual de Europa.

De uso obligatorio

Europa advierte que el pasaporte será un instrumento legislativo y que, por lo tanto, no será opcional. Estará basado en los tratados europeos y en la libre circulación, y tendrá un alto componente digital para incluir información objetiva. La Comisión se ha comprometido a facilitar la movilidad en verano sin que haya discriminación entre ciudades.

Con la intención de buscar la máxima unidad, el Gobierno español empezará esta semana a compartir información del Registro Estatal de Vacunación con el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC). Así España estará en sintonía con los datos del resto de países.