La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la reunión del 21/09/2020

'Gobierno y oposición se deben poner ya a trabajar por España: Basta ya'

Los empresarios han criticado duramente los planes de actuación del Gobierno ante la crisis sanitaria

«Basta ya de ensoñaciones y demagogias, vayamos a salvar a la gente», ha aclamado José Luis Bonet, el presidente de la Cámara de España. Él junto a muchos otros presidentes de las principales asociaciones empresariales del país han manifestado fuertes críticas a la clase política en plena moción de censura y actitudes frentistas por parte del Gobierno y oposición. 

«Pedimos a la clase política que trabaje por nuestro país con moderación», ha dicho Antonio Garamendi, el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE). 

Así es como se han expresado los dos presidentes en el Congreso anual de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE) que se ha organizado en Valencia presencialmente. 

Según ha explicado el presidente de la Fundación bancaria la Caixa, España tiene fortalezas para «situarse entre los ganadores» tras la crisis, pero «no nos engañemos, no lo tenemos nada fácil». Además, ha señalado que nuestro país no hizo lo que debía antes de la crisis «para construir una economía sólida y flexible», algo que ahora le está pasando factura. 

«Los representantes políticos deben acordar y comprometer una agenda de reformas estructurales amplias, profundas y estables. Culminar reformas de esta envergadura pasa por alcanzar consensos políticos amplios. Y en esta materia, solo podemos confiar en la racionalidad de nuestros líderes políticos», opina Isidro Fainé. 

«Me sumo a las voces de quienes reclaman, a las distintas fuerzas políticas que estén a la altura que exige el momento actual. Y que antepongan los intereses del conjunto del país a cualquier otra consideración». 

La labor del Rey Felipe VI 

Por otra parte, el presidente de CEDE ha querido remarcar y elogiar la labor del actual Rey de España ante la crisis. Por su parte, Felipe VI ha destacado el gran trabajo y esfuerzo de los empresarios: «Todos sabemos que la colaboración público-privado es fundamental», ha dicho. «Os necesitamos». 

«Unos aportan capacidades técnicas y financieras y otros marcos legales y estables, así como medios para que las medidas consensuadas se puedan poner en marcha», ha expresado el marido de Letizia respecto al trabajo conjunto de instituciones y empresas. 

Además, también ha querido mostrar su apoyo tanto a empresas como empresarios «para superar la grave crisis que padecemos, la peor que hemos vivido como país en más de medio siglo».

La demanda de los empresarios al Gobierno

Por otro lado, Nadia Calviño, la vicepresidenta tercera ha destacado que en un contexto de «incertidumbre», el Gobierno «seguirá actuando para preservar el empleo y garantizar que los problemas de liquidez de las empresas no se conviertan en problemas de solvencia que pongan en riesgo la supervivencia de empresas que son viables».

Existe un «compromiso europeo» para mantener la apuesta de apoyo a la liquidez y por la flexibilidad de las reglas fiscales. 

«Como dice el presidente de Mercadona, Juan Roig, esto no tiene que parar. No podemos parar la economía: tenemos que tener todos los medios y concienciar a la sociedad para poder seguir», ha manifestado Garamendi.

Bonet ha asegurado que las previsiones de la Cámara de España son más pesimistas que las del Gobierno y ha mostrado su temor a que este año se dé un declive superior al 14% y una tasa de paro por encima del 20%. «La alternativa es rendirse y morir o luchar y salvarse».

Es precisamente por esto que ambos han demandado al Gobierno que no desestabilice el país. «No dejo de repetirlo, necesitamos estabilidad», ha afirmado Garamendi, a lo que Bonet ha añadido «el estado de derecho, la monarquía parlamentaria y la separación de poderes» dentro de los principios que «hay que defender de manera absoluta», como reproche ante el plan gubernamental de renovación del poder judicial.

También han pedido que en el caso de que el Gobierno decida aplicar un nuevo estado de alarma con toque de queda, «esto no debe significar una parada total». Los empresarios demandan que se busque un equilibrio ante la actuación sanitaria y el sostenimiento de la producción. Â«La economía española está anestesiada con los erte y los créditos ICO, pero está viva», ha dicho Garamendi.

«Las empresas necesitan estabilidad y seguridad y aprovechar el plan de fondos europeo, que es la mayor oportunidad que tenemos ahora para transformar la economía y la sociedad», ha manifestado Hilario Albarracín, presidente de KPGM España.