Una mujer mayor cuenta monedas

Miles de madres de España recibirán a partir de ahora menos en su pensión

Desaparece el viejo modelo que otorgaba un aumento del 10% para madres con tres hijos y del 15% para cuatro hijos o más

El Gobierno aprobó este martes en Consejo de Ministros el nuevo complemento de maternidad de las pensiones. La reforma viene con cambios importantes, y uno de ellos es que penalizará las mujeres que tengan más de tres hijos y que más hayan cotizada. El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, lo defiende como un sistema «más redistributivo».

El cambio supone que una pensión de 2.000 euros al mes y cuatro hijos que antes recibía una ayuda extra de 4.200 euros, ahora se limitará a 1.512. El ministro reconoce esta penalización pero lo justifica diciendo que beneficiará a personas con pensiones más bajas. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Los cambios en el complemento de maternidad son un primer paso en el plan de reforma de las pensiones que lleva a cabo del Gobierno de Pedro Sánchez. Era también una tarea pendiente, después de que la justicia europea sentenciara en 2019 el trato discriminatorio a los hombres en el sistema de complementos de la pensión.

Para corregirlo, el ministro Escrivá ha creado una nueva ayuda fija de 378 euros anuales para cada hijo, que recibirán tanto el padre como la madre. El complemento, de 27 euros en 14 pagas, recoge dos cambios importantes. Por un lado, se concede a partir del primer hijo, cuando hasta ahora solo se concedía a partir del segundo. Por otro lado, asigna una cantidad fija, cuando hasta ahora se aumentaba un 5% para las mujeres con dos hijos, un 10% a las mujeres con tres hijos y un 15% a las mujeres con cuatro o más hijos.

Esto quiere decir que las mujeres con tres hijos o más pierden el aumento porcentual y pasan a cobrar la cantidad fija. El ministro asegura que esta ayuda fija es una fórmula redistributiva que favorecerá a las mujeres con pensiones más bajas, y castigará a las mujeres con tres hijos o más que más cotizaron. Según datos del ministerio, la pensión media aumentará un 6% y la mínima un 8% en el caso de las mujeres con dos hijos.

Por otro lado, si padre y madre acreditan el perjuicio que el nacimiento de sus hijos tuvo en sus carreras laborales, o si ninguno de los dos lo hace, el derecho se le reconocerá a la madre. Así, Seguridad Social entiende que se reduce la brecha de género. La medida tendrá carácter retroactivo pero se habilitará un mecanismo para cambiarse a la nueva modalidad en el caso de que beneficie a los progenitores.

Cuánto pierden las madres con tres hijos o más

La nueva modificación supone un giro al sistema de complementos de las pensiones que puso en marcha el Gobierno de Mariano Rajoy en 2016. Hasta ahora, las ayudas estaban reservadas a madres con dos o más hijos, y establecía un aumento porcentual progresivo en función del número de hijos de la mujer.  

A partir de hoy, los progenitores de familias numerosas con cuatro hijos o más se podrán beneficiar de un máximo de 1.512 euros al años (378 euros por hijo). Una cifra muy inferior al aumento del 10% en la pensión de las madres con 3 hijos, y del 15% en el caso de mujeres de 4 hijos o más, que cobraban hasta ahora.   

Además, a partir de ahora el complemento se reconocerá en todas las modalidades de pensión que incluye jubilación, jubilación anticipada voluntaria, incapacidad permanente y viudedad. La excepción será la jubilación parcial. Hasta ahora no lo percibían las mujeres que se hubieran jubilado anticipadamente. 

Se carga el sistema de contributividad

Los cambios han suscitado quejas al considerar que es «un recorte a lo que han recibido con la legislación anterior aquellas madres que más han contribuido a la Seguridad Social». El nuevo modelo otro una sola ayuda con independencia de la contribución al sistema de pensiones durante la vida laboral, algo que va en contra del principio de contributividad de la Seguridad Social. Esto significa un recorte para los trabajadores que más han contribuido.

Pero el Gobierno defiende que el nuevo sistema beneficiará 30.000 personas más, de las que el 98% serán mujeres, y subirá un 6% las pensiones medias y un 8% las mínimas de los progenitores con dos hijos. 

El departamento que dirige José Luis Escrivá entiende que el gasto por los nuevos beneficiarios se compensará con la reducción de los complementos para las madres que salen perjudiciales. Así, calculan que la inversión final será neutra y se situará en torno a los 700 millones anuales, aproximadamente.