Fotografía de los pies de dos bebés gemelos

Increíble: Una mujer da a luz a dos gemelos con 10 años de diferencia

Sin duda, es una de las historias más impactantes que leerás hoy

Una mujer ha dado a luz a gemelos  con una diferencia de 10 años entre parto y parto. Sí, has leído bien. Estamos acostumbrados a leer noticias tan disparatadas que, a menudo, nos cuesta creer que sean reales. Pero, por surrealista o imposible que parezca, esta historia es 100% real. 

En el año 2010, Wang, una mujer de 30 años, sufría muchos problemas para conseguir quedarse embarazada. Tras cinco años intentando concebir, y después de varios abortos, visitó una clínica de fertilidad para hacer un tratamiento y, así, cumplir su sueño de ser madre. 

En la clínica, a Wang le recomendaron el método de  fecundación in vitro (FIV), debido a que descubrieron que no podía tener un embarazo natural. Tenemos que recordar que, hace unos años, la fecundación in vitro aún no era tan común como lo es ahora. Aún así, Wang aceptó.

Los médicos, a partir de uno de sus óvulos, cultivaron embriones. Uno de esos embriones fue implantado y, el resto, fue congelado, porque siempre cabe la posibilidad de que se tengan que realizar más intentos. Pues bien, según explica el medio ‘People’s Daily’, al siguiente año, Wang dio a luz su primer hijo, sin ninguna complicación y problema. Hasta aquí, todo normal.

Fotografía del parto de Wang en el Hospital Materno-Infantil de Hubei
Wang ha dado luz a su segundo hijo | NYpost

Un hermano gemelo, 10 años después

La cuestión es que Wang, 10 años después, quiso volver a tener otro hijo. Su primer hijo sentía un gran deseo de tener un hermano. Según indicaba Wang para el medio, «dos tercios de los compañeros de su clase tienen hermanos y hermanas», algo que aumentó las ganas del niño por tener un compañero para toda la vida. 

Y decidió volver a visitar la clínica para realizarse otro tratamiento de fecundación in vitro. Los especialistas usaron los embriones que congelaron 10 años atrás.

Pues bien, aquí viene la clave de la historia. Hace escasos días, concretamente el 16 de junio, Wang ha dado a luz a su segundo hijo, en el Hospital Materno-Infantil de Hubei. Y, según explican los médicos, los dos hijos de Wang son gemelos. ¿Cómo te quedas?

Es decir, con una diferencia de 10 años, Wang ha tenido gemelos. Los médicos han llegado a esta conclusión porque tienen muchas semejanzas entre ellos: desde el peso (3,48 kilogramos), hasta los mismos rasgos. ¿No es increíble?

Fotografía del segundo hijo de Wang, 17 de junio de 2020
El segundo hijo de Wang es idéntico al primero | NYpost

Una nueva técnica que incrementa el éxito de la fecundación in vitro

Tal y como os hemos comentado, en el año en el que Wang decidió someterse a esta técnica, no era algo común. Recientemente, han encontrado una nueva técnica para aumentar el éxito de la FIV. Ha sido Jan Tesarik, director de la clínica MARGen en Granada, quien ha desarrollado esta nueva técnica de activación asistida de óvulos congelados. 

Y es que, según ha explicado el medio ‘Europa Press’, para realizar la técnica de vitrificación son necesarios agentes cioprotectores, a los cuales se ven expuestos los óvulos. Esta exposición provoca una pérdida masiva de calcio. Esto puede hacer que la respuesta de la entrada del espermatozoide se vea afectada, algo que puede llevar a un fracaso de la fecundación, o bien la formación de embriones con problemas en su desarrollo. 

Para este inconveniente, desde hace unos años, lo que se hace es recargar con calcio los óvulos, a través de un medio de cultivo: a esto se le conoce como activación asistida de los óvulos. Esta entrada de calcio puede llevarse a cabo a través de los ionóforos de calcio, que es una sustancia química que se usa desde hace más de 20 años y que nunca ha tenido un efecto negativo en los niños. 

Sin químicos añadidos

Pues bien, el doctor Tesarik ha desarrollado una técnica que tiene el mismo resultado que en la que se utilizan los ionóforos. Esta técnica no tiene ninguna sustancia química, añadida por lo que descarta por completo un posible problema de desarrollo, o algún efecto tardío, en los niños que nacen a través de la FIV. 

Además, también hace hincapié en que hay mujeres que ya tienen sus óvulos congelados, o hay otras que no pueden esperar a que haya un método de congelación más conveniente como, por ejemplo, las mujeres con cáncer. Así que esta técnica de activación asistida de los óvulos congelados sería una muy buena opción.