Foto general de una gasolinera

Las gasolineras españolas preparan cierres temporales

Las gasolineras se ven incapaces de soportar las subidas de precios

Las gasolineras españolas también se encuentran con la soga al cuello. El incremento del precio de los carburantes no solo ha condenado a sectores como el del transporte por carretera, también al propio sector energético. En los últimos días, las estaciones de servicio han experimentado una caída en las ventas de casi el 20% respecto al mismo periodo del año pasado.

Esto es provocado, principalmente, por el elevado coste que tiene en estos momentos llenar un depósito. Está muy próximo de los 100 euros. Pero el problema no se detiene ahí, ya que estiman que de seguir esta situación muchas estaciones se verían abocadas al cierre de manera temporal.

Las gasolineras están sufriendo un duro castigo con la guerra desatada en Ucrania. El precio del petróleo se ha disparado, rebasando los 110 dólares el barril, e incluso alcanzando los 130 dólares. Esto se ha trasladado de manera directa al precio de los carburantes.

Foto de una gasolinera
Algunas gasolineras tendrán que cerrar de manera temporal. | Canva

El Boletín Petrolero de la Unión Europea recogía el jueves que el precio medio de la gasolina llegaba a los 1,679 euros el litro. Era su máximo histórico, pero la realidad era otra bien distinta. En trece provincias españolas se superaron los 2 euros el litro.

En el caso del gasóleo, la escalada alcanzaba los 1,581 euros el litro. Estos precios también afectan de manera negativa a las propias estaciones de servicio. En algunas, el "margen se sitúa en la actualidad por debajo de ese 1%, llegando a vender a pérdidas en ocasiones".

Así lo detalla el director general de la Confederación de Empresarios de Estaciones de Servicio, Nacho Rabadán a La Razón. Esta entidad aglutina a más de un tercio de las gasolineras que operan en España. La mayoría de ellas se tratan de pymes o micropymes, que tienen contratos de abanderamiento y suministro en exclusiva con grandes petroleras.

La situación llega a resultar "dramática" para muchas de estas compañías. Desvelan que algunas sufren de manera directa esas subidas tan brutales. Hay "incrementos de precios a la hora de comprar una cisterna de entre 6000 y 9000 euros de un día para otro", señalan.

Esto ha provocado que algunas estaciones presenten serios problemas para hacerse con el carburante. "Si la situación sigue así, veremos muy pronto cierres temporales de algunas gasolineras.", apuntaba Rabadán. Sospecha que en algunos casos pueden ser "definitivos".

El incremento no solo se produce por el comportamiento del precio del petróleo. También está condicionado por la fiscalidad que afecta a los proveedores de carburantes. El Fondo de Eficiencia Energética implica un sobrecoste de casi 3 céntimos por litro, resaltan.

▶️ Indignación y caos en las gasolineras españolas por el aumento del precio de la gasolina

También están pendientes de la entrada en vigor del Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico. Esto hará que se saquen cargos de la factura de la luz para incluir en las del gas y los carburantes. Todo ello con la intención de mantener el sistema eléctrico.

Las gasolineras españolas se preparan para precios más altos

El portavoz de las gasolineras denuncia que esta medida "encarecerá los carburantes alrededor de 7 céntimos por litro. A lo largo de este año se estima que con estas decisiones políticas suban 10 céntimos el litro los combustibles. A ello se le une los 7 céntimos por litro que "pagamos para hacer frente a las crecientes exigencias medioambientales".

Recuerda que "ser verdes está muy bien, pero tiene un precio". Queda por ver cómo afecta esto al comportamiento de los clientes. Si continúan asumiendo estos costes o deciden cambiar sus hábitos a la hora de desplazarse.

Hombre cogiendo una manguera de gasolina en una gasolinera
Echar gasolina cada vez es más caro. | Canva

El sector petrolero también atraviesa por una etapa de mucha incertidumbre por el aumento de los combustibles. El consejero delegado de ConocoPhillips, una de las petroleras más importantes del mundo, advirtió de las consecuencias que tendría esta escalada de precios.

Aseguraba que las gasolineras saldrían muy perjudicadas. Aprecia como el cliente "empieza a ahorrar energía y a cambiar sus hábitos".