Imagen de Pedro Sánchez con la mascarilla sanitaria en el Congreso de los Diputados

Pedro Sánchez baraja otros cambios: un ministro podría caer en breve

La salida de Salvador Illa de Sanidad ha provocado un terremoto en el Gobierno que se puede llevar por delante a José Luis Ábalos

La noticia saltó ayer: Salvador Illa deja el ministerio de Sanidad para encabezar las listas del PSC en las elecciones catalanas. Un movimiento que ha provocado un verdadero terremoto en el Gobierno de Pedro Sánchez. El presidente busca un sustituto para Salvador Illa al frente de Sanidad, pero esto dará lugar a una carambola en la que aparece otro nombre.

Miquel Iceta, histórico dirigente de los socialistas catalanes, ha dado un paso al frente para facilitar la candidatura de Illa. Ya sonó para presidir el Senado, una maniobra que se frustró por el bloqueo de los partidos independentistas en Cataluña.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

No hay que olvidar que Miquel Iceta ha sido uno de los barones más fieles a Pedro Sánchez, apoyándole en los momentos más duros cuando fue destituido de la secretaría general. El presidente quiere premiarle ahora con el ministerio de Política Territorial que dejaría vacante Carolina Darias si se confirma su nombramiento para Sanidad.

Pero la «Operación Illa» tiene otra derivada en el seno de Moncloa: el triunfo de Iván Redondo frente al círculo de Carmen Calvo y José Luis Ábalos. En las filas socialistas aseguran que Redondo y Ábalos son uña y carne, pero fuentes internas reconocen que la relación es mejorable, y la operación supone un golpe de efecto para Iván Redondo.

Tanto es así que en el entorno de Ábalos gana peso la teoría de que Iván Redondo quiere convencer al presidente para que releve al actual secretario de organización en el congreso federal que tendrá lugar en 2021. La maniobra supondría la caída de un peso pesado en el Gobierno, José Luis Ábalos, y su sustituto sería el andaluz Francisco Salazar.

Además de ser un histórico de los socialistas andaluces, Francisco Salazar es el número dos de Redondo en el Gabinete de Presidencia. Otra fuentes dan el nombre de Santos Cerdán para relevar a Ábalos. Vienen meses movidos en Moncloa.

Cómo se ha fraguado la ‘Operación Illa’

La historia oficial es que la designación de Salvador Illa fue decisión de Miquel Iceta al ver las encuestas y entender que «había que sacudir algo». Pero fuentes socialistas aseguran que la decisión viene del Gabinete de Presidencia, en concreto de la mano derecha de Pedro Sánchez, Iván Redondo, a pesar de las reticencias del socialista catalán.

La posibilidad estaba encima de la mesa desde hacía meses, pero tanto Illa como Iceta eran reticentes a ello. Durante este último mes, Moncloa ha allanado el camino reforzando el papel de Salvador Illa en el combate político contra la Comunidad de Madrid, un claro guiño a los votantes catalanes en pleno escenario preelectoral.

Además, Miquel Iceta ha ido perdiendo peso en la campaña electoral catalana las últimas semanas, y eso hace pensar que la decisión ya estaba tomada. Además, Carolina Darias, que suena como sustituta de Salvador Illa, lleva semanas asistiendo al Consejo Interterritorial de Salud con el ministro. Otra señal de lo que se estaba fraguando.

El temor de Pedro Sánchez era que pudieran acusarle de descabezar Sanidad en el peor momento de la pandemia, a las puertas de la tercera ola. Pero el inicio de la campaña de vacunación en España ha desatado una oleada de optimismo que ha allanado el camino para hacer el anuncio. 

Acercamiento a ERC

La presentación de Salvador Illa como candidato muestra una clara estrategia de Sánchez para conseguir una alianza entre ERC, el PSC y En Comú Podem en Cataluña. Iceta fue uno de los principales dirigentes constitucionalistas durante el período duro del «procés» y disfrutaba de una pésima reputación entre los sectores independentistas.

En cambio, Salvador Illa llega al panorama político catalán con el prestigio de haber gestionado un ministerio y la imagen de un político de talante moderado y dialogante. Su enfrentamiento a Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid le da aún más puntos, y quiere aprovechar la fractura en el independentismo para impulsar la renovación en Cataluña.

Si la estrategia de Sánchez y Redondo triunfa, y ERC y el PSC gobiernan en Cataluña, habrán conseguido consolidar definitivamente el bloque de coalición en el que los republicanos catalanes son la pieza más imprevisible. 

Por su lado, la candidatura de Miquel Iceta al ministerio de Política Territorial tiene todo el sentido y va en la línea de su presentación, hace meses, como candidato a presidir el Senado. La intención es que Miquel Iceta represente la imagen de la España plural como lo hizo la canaria Carolina Darias, pero además con el prestigio de haber plantado cara al independentismo demostrando su compromiso con la unidad.