Imagen de archivo de Fernando Simón en rueda de prensa

La última advertencia de Fernando Simón marca las dos cosas que estamos haciendo mal

La mayoría de los 560 brotes activos en España están relacionados con el ámbito familiar y el ocio nocturno

El Ministerio de Sanidad tiene registrados a día de hoy hasta 560 brotes activos de coronavirus en varios puntos de España, 77 más que el pasado jueves 30 de agosto. Así lo anunciaba este mismo lunes Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias.

La mayoría de los brotes activos están relacionados al ámbito familiar y social, a través de reuniones, y crecen también los brotes que se producen por el ocio nocturno. Por otro lado, los asociados al ámbito laboral, sobre todo a temporeros de recogida de fruta, han bajado considerablemente, según explicaba Simón.

«Siempre es mejor excederse en las medidas que quedarse corto» 

En las últimas 24 horas, se registraban cerca de mil nuevos casos en España. Actualmente, preocupan especialmente dos zonas muy concretas: Barcelona y su área metropolitana, y Madrid. Dos zonas especialmente sensibles, en las que «siempre es mejor excederse en las medidas que quedarse corto», según Simón, y en las que la detección precoz «debería ser una prioridad».

A pesar de estos 560 brotes, y de que la curva de casos sigue en ascenso en una docena de comunidades, Sanidad cree que «no estamos en una situación grave pero se sigue con muchísima atención por si hubiera que tomar medidas más importantes». Simón descarta retomar el estado de alarma de forma «inminente», aunque confiesa que «es una opción que no ha dejado de estar desde el mismo día en que se derogó».

Así está la situación de las residencias según Fernando Simón

En cuanto a la situación de las residencias, donde se están sumando algunos de los brotes actuales, Simón no cree necesario implementar «más medidas de las que ya están previstas. Se está trabajando de forma muy exhaustiva en todas. Lo que hay que hacer es utilizar bien las medidas disponibles o las acordadas», señala.

Eso no quiere decir «que sea fácil ni factible evitar que entre en ninguna residencia el virus», afirmaba Simón. El virus sigue circulando, alerta, aunque «poco, y por lo tanto habrá menos residencias afectadas, pero sigue circulando».