Pedro Sánchez con las manos juntas en una rueda de prensa en La Moncloa

El 'favorito' del Gobierno de Pedro Sánchez que ahora está en el punto de mira

Son varios los ministros que le han pedido explicaciones en los últimos días

Si hay alguien que ha estado expuesto a los medios estos últimos meses ése es Fernando Simón. La epidemia del Covid-19 le ha puesto en el foco de todas las miradas y no siempre ha salido bien parado.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, CCAES, tuvo un tímido contacto con la opinión pública durante la crisis del ébola, pero no ha sido hasta este año cuando se ha convertido en toda una figura mediática.

logo YoutubeLos mejores directos y vídeos de la red en el Youtube de España Diario. No esperes más, pincha aquí y síguenos gratis. ¡TE ESPERAMOS!

Prácticamente a diario, Fernando Simón se ha colado en los hogares de los españoles para dar el parte informativo sobre la evolución de la pandemia, lo que le ha pasado factura y no siempre para bien.

En el foco de la polémica

El epidemiólogo ha sufrido los efectos colaterales de esta sobreexposición mediática, tropezando sin querer con varias polémicas. Y es que el director del CCAES no ha medido a veces el efecto de sus palabras, emitidas ahora como portavoz de esta pandemia.

Recientemente, Fernando Simón ha hecho un comentario desafortunado sobre las enfermeras en una entrevista telemática con los escaladores Iker y Eneko Pou. Aunque no ha sido el más grave, el director del CCAES ya tiene un bagaje que le ha colocado en el punto de mira en sus horas más bajas.

Durante un momento de la charla, los hermanos Pou le preguntaron a Simón si le gustaban «las enfermedades infecciosas o las enfermeras infecciosas». «Fernando, ha habido ahí una cosa que no nos ha quedado muy clara cuando has empezado con esta pregunta. No nos ha quedado muy claro si te gustaban las enfermedades infecciosas o las enfermeras infecciosas», le preguntaban, a lo que Simón, respondió que «no les preguntaban si eran infecciosas o no, eso se veía unos días después».

Sin apoyo de los ministros

El comentario ha generado una ola de críticas que han llegado incluso al seno del propio Gobierno. Son varios ya los ministros que han exigido una disculpa pública por parte Fernando Simón.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa le aconsejaba aclarar las cosas y se mostraba convencido de que «manifestará» su apoyo a los colectivos sanitarios, «y en particular al de enfermería». 

Por su parte, la ministra de Defensa, Margarita Robles, y la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, tachaban de «desafortunadas» y «muy inapropiadas» las declaraciones de Simón y le animaban a pedir disculpas

No obstante, en Moncloa desvinculan este nuevo patinazo de Fernando Simón de su «profesionalidad» y valoran muy positivamente «el trabajo que ha realizado y está realizando durante toda la pandemia». 

Desde el Ejecutivo no ocultan el desgaste que lleva aparejada la sobreexposición del director del CCAES, pero evitan entrar a valorar que éste pueda tener consecuencias negativas.

No obstante, en el Gobierno son muy sensibles con todo lo relativo a la defensa de las mujeres. Es por ello, que, en este caso, se ha impuesto la crítica unánime a la espera de su rectificación.

Otras meteduras de pata

No es la primera vez que el ‘favorito’ de Pedro Sánchez se ve salpicado por alguna polémica. De hecho, en uno de sus viajes familiares a Portugal, el director del CCAES fue duramente criticado por no llevar la mascarilla obligatoria en España.

Lo cierto es que Fernando Simón no la llevaba porque allí no era de carácter obligatorio, algo que no gustó mucho a sus detractores.

Otra de las críticas al ‘favorito’ de Pedro Sánchez estuvo relacionada con el anuncio estival de que había países que tenían a España vetada como destino turístico.

Fernando Simón ‘se alegró’ de que no viniesen turistas. Y es que así se disminuía la posibilidad de contagios por parte de extranjeros, algo que no todos entendieron así. Hubo quienes vieron las palabras del director del CCAES como una celebración del boicot turístico a España.