Una sanitaria muestra una dosis de la vacuna de Pfizer que sostiene en la mano

Las 10 comunidades donde podría suspenderse la vacunación en breve

Los problemas con la vacuna está retrasando la inmunización en España

Las comunidades autónomas denuncian los problemas que están surgiendo con el proceso de vacunación. Los recortes en el suministro de Pfizer, la lentitud de Moderna y los problemas políticos con AstraZeneca y la Unión Europea le están pasando factura a la campaña de vacunas.

Solo son cuatro las regiones que están administrando la segunda dosis de la vacuna por falta de viales para inyectar la primera a más población.

Madrid, Cantabria, Cataluña y la Comunidad Valenciana subrayan que este jueves «las neveras estarán vacías».

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A que esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

«Estamos poniendo sólo segundas vacunas esta semana, porque de momento tenemos para eso», aseguran desde Sanitat. «La pasada semana tampoco pusimos primeras dosis de Pfizer. Sólo las pocas que llegaron de Moderna», se lamentan en la Comunidad Valenciana.

En Cantabria tampoco puede poner primeras dosis. Se dedicará «exclusivamente» a administrar a 7.000 personas la segunda dosis entre esta semana y la próxima. «Es lo justo» para poder inocular la segunda dosis.

Por su parte, la Comunidad Madrileña se ha visto en la tesitura de suspender, al menos durante esta semana y la siguiente, la administración de primeras dosis, por la reducción del número de viales recibidos. «Necesitamos más dosis de forma urgente», reclamó el vicepresidente regional, Ignacio Aguado.

«Moderna se retrasa, Pfizer manda menos vacunas y de AstraZeneca no sabemos nada», criticó la subdirectora de Promoción de la Salud de la Generalitat de Cataluña, Carmen Cabezas.

Además, hay otras seis comunidades que también están cerca de quedarse pronto sin stock. Con sus reservas estratégicas no podrán aguantar más allá de esta semana y como mucho la siguiente.

Los gobiernos regionales reclaman más vacunas de forma «urgente» para poder seguir poniendo las primeras dosis a los sanitarios y para garantizar la administración de la segunda dosis o para comenzar ya a vacunar a los mayores de 80 años.

Plazos demorados

Lamentablemente, son muchos los que creen que cumplir los plazos y umbrales prometidos por el Ministerio de Sanidad son prácticamente una utopía.

En el caso de Murcia, «si el Gobierno cumple con lo que nos ha dicho que nos va a mandar, no tendríamos problema», aseguran en el gobierno de la Región. Pero como haya otro retraso, vendrían los problemas. Por eso Murcia reclama la agilización de envíos para poder vacunar ya los mayores de 80 años: «Es lo más urgente. ¡Necesitamos más vacunas!».

La Xunta de Galicia también pide más vacunas ya para poder inyectarlas a los mayores de 80 años. «Mantenemos nuestro plan, si Pfizer envía lo que tiene comprometido para la próxima semana», aseguran.

La Junta de Castilla La Mancha no contempla suspender el proceso de vacunación. «No estamos recibiendo las cantidades acordadas, lo que nos está haciendo ralentizar el plan de vacunación planificado de primeras dosis», aseguran, «pero en ningún caso vamos a suspender el proceso», añaden.

Aragón tira de un stock de 4.000 vacunas para que no le pase lo que a Madrid y Cataluña, pero también pide más envíos. El presidente aragonés prevé poner 14.000 dosis esta semana.

Galicia también pide con urgencia más dosis, mientras que en el País Vasco cuentan con «una reserva estratégica».

Un ritmo demasiado lento

«Gracias a que reservamos un 20 por ciento para segundas dosis no peligran las primeras que pusimos y podemos seguir vacunando primeras y segundas», apuntan en la Junta de Andalucía. Juanma Moreno pide a Sánchez que «presione» a la Comisión Europea para que lleguen más vacunas porque a este ritmo en verano sólo habría un 14 por ciento inmunizado.

En Castilla y León siguen poniendo la segunda dosis y continúan, en la medida de lo posible, vacunando a los profesionales. A pesar de ello, se quejan de que «el ritmo es lento» y necesitan que «se agilice el suministro».

Por su parte Baleares reservó la mitad de los viales para segundas dosis. Pero sólo se ponen unas 500 vacunas al día, cuando la capacidad de su red sanitaria «permitiría administrar hasta 11.500», lo que supone 23 veces más.

«De momento mantenemos el plan de esta semana, 16.700 dosis, gracias a la reserva estratégica que tenemos y a la remesa que nos llegó el lunes. Estamos terminando la primera línea de sanitarios y dando la segunda dosis en residencias», aseguran en la Junta de Extremadura.

A Navarra y Asturias no les faltan vacunas para esta semana. A Navarra le quedan más de 6.000 por administrar, mientras que en Asturias han recibido la quinta remesa de la vacuna de Pfizer y podrán aumentar el ritmo de administración a los profesionales sanitarios.

Canarias, por ahora, es la que comunidad que más dosis ha puesto de todas, en términos relativos, mientras que La Rioja tiene más margen, ya que continúa a la cola de la lista.