Fotografía de la gran explosión en Madrid con coches de la policía en primer plano

Al menos 3 fallecidos y varios heridos en la explosión en el centro de Madrid

Las autoridades confirman que lo ha provocado un escape de gas

Una explosión en pleno centro tiene en vilo la población de Madrid. Alrededor de las tres del mediodía un tremendo estruendo en la calle Toledo de la capital ponía en alerta a todos los vecinos. Si en un inicio las autoridades habían confirmado 4 fallecidos, minutos después rectificaban y hay dos muertos confirmados y al menos una persona se encuentra en estado grave y que abría sido trasladada al hospital de la Paz. Además, habría otros seis heridos leves y otro moderado. Poco después de las cinco de la tarde se añadía al balance  un tercer fallecido.

Las autoridades madrileñas confirman que se ha tratado de una explosión de gas y  el edificio afectado se trataría un bloque de viviendas, concretamente el 104 de la calle Toledo, pegada a la residencia Los Nogales La Paloma que estaría situada en la calle comentada y donde en un principio se había situado la explosión por error. Los equipos de emergencia ya se encontrarían en la zona. Los agentes de la Policía Municipal y de la Policía Nacional estarían llevando a cabo la evacuación de los residentes del centro afectado. 

Al lado del número 104, donde ha sucedido la explosión hay también un a escuela, que lleva el mismo nombre que la residencia. Por suerte, no había ningún niño en el colegio, de modo que las víctimas no forman parte del centro educativo.

El alcalde José Luis Martínez-Almeida ha sido el encargado  de confirmar que habría por lo menos dos fallecidos y varios heridos, a la espera de las exploraciones de los cuerpos policiales y de bomberos. Minutos después el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, confirmaba un tercer fallecido y un desaparecido. 

Uno de los fallecidos serían una señora de 85 años que estaría caminando por la calle. Otro fallecido, explica 'El Mundo', sería un electricista, feligrés de la parroquia, que estaría ayudando en la reparación de la caldera. Tenía 35 años y era padre de 4 hijos. Habría un tercer fallecido que se encontraría en la calle.

Según cuentan las autoridades, la policía ha pedido a vecinos y curiosos de la zona que se retirasen de las inmediaciones porque podrían producirse más explosiones, aunque de momento no ha trascendido ninguna más. También piden a la gente que tenga videos o que haya presenciado la explosión que se ponga en contacto, con la intención de poder saber cómo ha sucedido el escape de gas.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado, y el presidente del GobiernoPedro Sánchez, han sido los primeros en pronunciarse en las redes sociales y se han puesto adelante del seguimiento del suceso, a la espera de conocer la cifra final de fallecidos y heridos.

Tras la explosión, bares de la calle Toledo y alrededores se han ofrecido para albergar a los ancianos de la residencia la Paloma. Varios usuarios de Twitter han alertado a familiares que todos se encuentran bajo cobijo y que si quieren se pueden poner en contacto en las redes:  "Si alguien tiene familiares en el centro de mayores de la calle Toledo y quiere contactar estamos con ellos a resguardo en los bares cercanos".

Hospital de campaña y trabajo de los bomberos

Tras la explosión las autoridades han montado un hospital de campaña para atender a los heridos, que pueden ser decenas. Como era esperado, el edificio ha empezado a arder, de modo que los bomberos esperan poder sofocarlo, pero deben esperar: "El edificio está incendiándose por dentro, pero no se considera prudente intervenir por parte de los Bomberos porque podría producirse un embalsamiento de gas y afectar a la estructura y estabilidad del edificio", ha explicado Martínez-Almeida.