Plano de detalle de un profesional sanitario aplicando una vacuna en un paciente

Ya son casi 50 las personas que han perdido la vida al ponerse la vacuna del a gripe

La vacunación antigripal está en el punto de mira en Asia

Las autoridades de Singapur han anunciado el cese del uso de varias vacunas contra la gripe estacional. El motivo que argumentan es que casi 50 personas han perdido la vida tras ponérselas.

Con el invierno a la vuelta de la esquina, son muchas las personas que optan por ponerse la vacuna contra la gripe estacional. Y este año que el Covid-19 sigue campando a sus anchas el número de gente que quiere vacunarse ha aumentado todavía más.

Pero en Asia, lejos de ser una campaña sanitaria sin grandes altercados, ya son 48 personas las que han fallecido como consecuencia de la vacunación antigripal.

Las vacunas en el punto de mira

El pasado jueves, Corea del Sur informaba de al menos 32 fallecidos a causa de la vacuna. El sábado esta cifra aumentó hasta llegar a las 48 víctimas, de las cuales como mínimo 22 formaban parte de una campaña de vacunación gratuita a adolescentes y personas de la tercera edad.

Aunque en Singapur hasta la fecha no se ha notificado ninguna muerte ligada a este motivo, el Ministerio de Salud y la Autoridad de Ciencias de la Salud del país han tomado medidas. En un comunicado público se detalla la paralización del uso de SKYCellflu Quadrivalent y VaxigripTetra para prevenir.

Singapur se convierte así en uno de los primeros países en detener el uso de estas vacunas, aunque no se descarta que se sigan usando otras dos para hacer frente a esta temporada, según la agencia ‘Reuters’.

Por su parte, las autoridades sanitarias de Corea del Sur continúan investigando el proceso de las vacunas y tratan de esclarecer si el motivo de las muertes está relacionado con estos fármacos.

De momento, las autoridades surcoreanas han rehusado suspender la campaña de vacunación contra la gripe, según ‘Reuters’. El motivo que se argumenta es que, a día de hoy, no se ha encontrado una relación directa de los fallecimientos posteriores a recibir el fármarco.

La Agencia de Control de las Enfermedades y la Prevención de Corea, KDCA, ha asegurado que la vacuna no contiene ningún tóxico encubierto y que al menos siete de las nueve personas investigadas sufrían patologías previas.


Comentarios