Una niña de 8 fallece deshidratada al ser castigada por sus padres a saltar sin parar

La pequeña había sido obligada a saltar durante mucho tiempo bajo temperaturas muy elevadas y sin haber ingerido nada

Niña saltando en un sofá y la madre con un gesto de 'no puedo más'
Una niña de 8 fallece deshidratada al ser castigada por sus padres a saltar sin parar | iStock

El pasado 29 de agosto, la policía de Odessa, en Texas, respondió a un aviso sobre la necesidad asistencia médica. Cuando los agentes llegaron al lugar, declararon muerta a Jaylin, una niña de tan solo 8 años. 

Según han determinado las autoridades del estado y como informan las notas de prensa, la pequeña falleció a causa de una severa deshidratación que le produjo un despiadado castigo que le impusieron sus padres: la menor fue obligada a saltar sin parar en un trampolín bajo un clima extremadamente caluroso. 

La investigación ha revelado que la niña había sido castigada, por lo que no se le permitía desayunar y posteriormente era obligada a saltar en la cama elástica sin parar durante un largo período de tiempo. Además, tampoco tenía permitido beber agua porque no estaba saltando como los padres querían. 

Jaylin estaba haciendo este ejercicio en un trampolín que estaba a una temperatura de 43 grados centígrados, mientras que la del suelo llegaba a los 65 grados. 

A pesar de que la pequeña falleció en agosto, no fue hasta el pasado 8 de octubre que se obtuvo el informe de la autopsia, que reveló que la muerte fue un homicidio y que la causa de la defunción fue la deshidratación. 

Los padres, ¿condenados a pena de muerte?

Daniel Schaez, de 44 años, y su esposa, Ashley, de 34, fueron arrestados y llevados al Centro de Cumplimento de la Ley del Condado de Ector, basándose en los hechos y las circunstancias presentados durante la investigación del caso de la niña. De esta forma, las autoridades norteamericanas confirmaron que los acusados no eran los padres biológicos de Jaylin. 

El mismo día que se recibió el informe de la autopsia de la pequeña, la policía presentó el del caso y ahora están a la espera de que se emita una audiencia judicial contra el matrimonio. Si son declarados culpables, podrían ser sentenciados a pena de muerte. Hasta entonces, Daniel y Ashley permanecen detenidos sin derecho a fianza. 

Daniel y Ashley Schwarz, los asesinos de la niña de 8 años
Daniel y Ashley Schwarz | Policía de Odessa


Comentarios

envía el comentario