Fallece una mujer de 40 tras 4 años diciéndole el médico que tenía hemorroides

Lucy Ogilvie fue ignorada por su médico en repetidas ocasiones al acudir ella en su consulta porque tenía sangre en sus heces

Lucy Ogilvie con su marido de viaje
Lucy Ogilvie ha muerto a sus 40 años tras no ser ignorada durante 4 años por su médico | Lucy Ogilvie

Lucy Ogilvie, una mujer británica de 40 años, falleció hace unos días debido a un cáncer de colon que se le diagnosticó demasiado tarde, cuando ya había empezado a expandirse por todo su cuerpo. Durante los 4 años anteriores, había acudido al médico en infinidad de ocasiones para contarle que tenía sangre con heces, algo que el médico atribuyó a unas simples hemorroides.

«He estado cuatro años yendo al médico para decirle que tenía sangre en las heces. Siempre me ha dicho lo mismo. Son hemorroides. Váyase», este era el duro testimonio de Lucy, cuando se enteró finalmente de que tenía cáncer.

El diagnóstico llegó demasiado tarde

Después de varios años siendo ignorada por su médico, el terrible diagnóstico de Lucy se dio en mayo de 2019, cuando un empeoramiento de su estado de salud llevó al facultativo a realizarle pruebas. Fue entonces cuando esta madre de dos niñas de 2 y 7 años, junto a su marido, iniciaron una carrera contrarreloj para erradicar el cáncer, y comenzaron con un tratamiento que se trataba de un ensayo con nuevos medicamentos que dio resultado, pero por poco tiempo, pues a los 3 meses se le volvió a reproducir.

Fue luego cuanto Lucy recibió quimioterapia, y de nuevo la situación pareció mejorar, aunque a principios de 2020 los médicos descubrieron que el tumor había empezado a extenderse por los demás órganos. Lucy se encontraba en la etapa 4 del cáncer, y la única opción que le quedaba era la de participar en una novedosa prueba molecular que había curado a personas en su estadio. 

Pero se trataba de un caro tratamiento que debía pagarse ella misma, quien debía recaudar al menos 7.000 euros al mes durante 3 años, un milagro que consiguió gracias a una campaña de 'crowdfunding' que llegó a recaudar 100.000 euros. Sin embargo, el cáncer de Lucy estaba muy avanzado y murió antes de poder iniciar el tratamiento.

 

Comentarios

envía el comentario