Coche de la Policía Nacional frente a una comisaría

Fallece en 2005, cobra 200.000 euros de un seguro, y ahora 'resucita' en España

El hombre presentó documentación falsa para solicitar el Asilo Político en Vigo

La Policía Nacional ha detenido a un hombre de nacionalidad colombiana de 46 años por haber fingido su propia muerte para que su familia cobrase un seguro de 200.000 euros.

Supuestamente el varón murió en el 2005 en Colombia, pero no se descubrió el engaño hasta el 2019.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Los detalles de la investigación empezaron a finales del año anterior, cuando un ciudadano colombiano presentó una solicitud de Asilo Político en la Comisaría de Vigo, en Galicia. 

Los trámites para el Asilo Político se comprueban minuciosamente por los agentes de policía de la Brigada de Extranjería y Fronteras.

La persona que lo solicita debe presentar su documentación y después los agentes toman sus huellas para comprobar los detalles en las bases de datos policiales.

Cuando cotejaron sus huellas dactilares, el sistema indicó que estas pertenecían a un ciudadano colombiano que supuestamente se había marchado de España en el año 2005.

En ese momento, el Grupo UCRIF de la Brigada de Extranjería y Fronteras abrió una investigación para saber si la persona que había residido en el territorio español lo había hecho con documentación falsa o si la documentación irregular la presentaba el solicitante del Asilo Político.

Para esclarecer los hechos, las autoridades españolas pidieron ayuda a la Policía de Colombia a través de la Interpol.

Tras varios meses de intercambio de documentos y conversaciones con los agentes colombianos, se confirmó que el ciudadano que había residido en España hasta el 2005 murió poco tiempo después de llegar al país americano. 

Entonces empezó un nuevo intercambio en colaboración con la Policía de Colombia. Las autoridades españolas solicitaron fotos y huellas del fallecido de la base de datos de allí para poder comprobarlos con los que habían obtenido en España. 

Tras recibir la fotografía, los investigadores españoles hicieron el cotejo y comprobaron que se trataba de la misma persona, que había fingido su muerte en Colombia y posteriormente había «resucitado» en Vigo. 

La familia cobró un seguro de 200.000 euros

Asimismo, descubrieron a través de distintas líneas de investigación, que en el año 2005 hubo una solicitud de indemnización en su país natal a una compañía de seguros en España por parte de sus familiares por su supuesto fallecimiento, porque el varón estaba suscrito a una póliza. 

Para poder cobrar el dinero, la familia presentó varios certificados que avalaban organismos oficiales de Colombia que demostraban la defunción del hombre.

Según la información otorgada por la Policía colombiana, las autoridades españolas han llegado a la conclusión de que para obtener estos documentos eran fraudulentos. El supuesto fallecido pagó a un funcionario de Colombia para conseguirlos. 

Los familiares del hombre recibieron una cantidad que ronda los 200.000 euros por la supuesta defunción del varón. 

El hombre consiguió mantener la farsa durante casi 15 años, pero su regreso a España y la solicitud del Asilo Político supusieron que su mentira fuera descubierta.

No solo ha sido descubierta su estafa a la compañía de seguros, sino que también se le ha denegado su solicitud por presentar documentación falsa. 

Además, el hombre tiene una orden de España. Además, se encuentra pendiente de responder ante la justicia española por el fraude al seguro. Ahora su caso se encuentra en manos del juzgado de instrucción 6 de Vigo, en funciones de guardia.

Caso similar

Hace tan solo unos meses, en mayo, se descubrió un caso parecido. El futbolista Hiannick Kamba supuestamente falleció en el año 2016 en un accidente de tráfico. Pero cuatro años más tarde, le descubrieron en la región de Ruhr, en Alemania. 

El hombre supuestamente murió en su país natal, en la República del Congo. Según la fiscal Anette Milk, viajó allí «sin documentos, sin dinero y sin su teléfono móvil».

La principal hipótesis que se barajó es que la exesposa del futbolista elaboró el plan para cobrar el seguro de defunción.