Una investigadora científica treballa en la cerca de remei pel coronavirus, 2020

Alerta: La preocupante notificación de Extremadura al Gobierno sobre el coronavirus

Las alarmas saltaron cuando se registraron casos de pacientes que no habían salido de su zona y viajado a puntos con riesgo de infección

La Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Renave) ha aportado datos que dejan ver que desde el 13 de enero ya había en Extremadura  una persona  con sintomatologíacompatible  de coronavirus. Este dato no indica con seguridad el hecho de que el virus ya estuviese en las calles de la comunidad a esa fecha, pero sí puede servir a los expertos para tratar de rastrear la presencia de la Covid-19.

El 13 de enero ya había un paciente con síntomas compatibles

Así, pasado un tiempo, se ha podido demostrar que la persona que presentaba esos síntomas, en la provincia de Badajoz, ha pasado la enfermedad. Así lo ha explicado Julián Mauro Ramos, subdirector de Epidemiología del Servicio Extremeño de Salud: «Lo supimos con seguridad el 27 de mayo». 

Extremadura  confirmó los primeros casos, según los datos, el 1 de marzo. En aquel momento se daba a conocer el resultado positivo de la enfermedad en los análisis de un estudiante de Llerena, un camionero de Sierra de Gata y dos profesores, uno en Fuente de Cantos y otro en Cáceres. Cabe recordar que los datos fueron proporcionados por José María Vergeles, consejero de Sanidad.

Podemos decir, pues, que el 13 de enero fue la primera fecha en la que se determinó, con mucha probabilidad, la presencia de alguna persona con síntomas compatibles de coronavirus en la zona ya que los datos fueron incluidos en la Renave a finales del mes de mayo.

La diferencia de tiempo radica en el hecho de que fue a finales de mayo cuando se le diagnosticó a dicho paciente el virus. «Una vez confirmado que una persona tiene coronavirus se le hace una encuesta epidemiológica para conocer cuándo empezó con los síntomas», ha explicado Ramos. Añade que una de las cosas más probables es que el paciente fuese víctima de la gripe en enero y que, posteriormente, fuese contagiado por coronavirus. Esta explicación, según el medio ‘Hoy’, se debe a que el historial de dicho paciente no revela que hubiese viajado a ninguna de las zonas de riesgo de contagio.

En enero, cabe recordar, que los puntos  que conllevaban más riesgos de contagio  en el mundo eran China  y algunos países asiáticos. Es por ello que el SES considera poco probable que el paciente tuviese coronavirus  en enero.

«En teoría, la fecha en la que se presentan los primeros síntomas es las más cercana a la fecha de infección», según Ramos. Para ellos el gran valor del caso es la información, para poder llevar una vigilancia epidemiológica más precisa.

Pese a esto, no se puede determinar con certeza que el coronavirus no tuviese presencia en Extremadura a mediados de enero.

Segundo caso de coronavirus en Extremadura

Las informaciones dan a conocer que el segundo caso con compatibilidad de ser coronavirus en Extremadura  fue registrado el 20 de enero. Se trata de un residente cacereño que también ha pasado la enfermedad, pues en ambos casos, tanto en el anterior como en este, ambos pacientes presentan anticuerpos, según ‘Hoy’.

Las explicaciones sobre este caso son muy similares al anterior: «No es que tuviéramos casos y no los hubiéramos notificado; simplemente hemos hecho la historia clínica de los positivos que se han ido confirmando». Según Vergeles, los casos confirmados en la región se dieron a partir del 25 de febrero.

Lo que sí que se puede determinar con seguridad es que en el mes de febrero el coronavirus ya se encontraba en la región extremeña. Se registraron en Renave un total de 32 personas con sintomatología  compatible con Covid-19, de los cuales siete se registraron en la primera quincena de febrero.

El  26 de febrero en España  ya se habían registrado un total de 11 personaspositivas  con coronavirus. Lo más preocupante fue cuando muchas de estas personas no habían viajado al extranjero ni a zonas de riesgo, por lo que saltaron las alarmas, pues empezaba a ser posible que el virus ya se hubiese instalado en nuestro país.