Mujer coloca a un niño una mascarilla

Lo que debemos explicar a los niños antes de salir a la calle para quitar el miedo

Es importante desde el punto de vista psicológico saber cómo afrontar este gran paso hacia la normalidad.

A partir del 26 de abril y tras seis semanas de confinamiento los niños menores de 14 años podrán volver a salir a la calle para dar un paseo en compañía de un adulto. 

Muchos pequeños están deseando la llegada del gran día. El simple hecho de respirar aire puro o poder circular con su bicicleta es para muchos una gran ilusión.

Sin embargo, dependiendo de la edad y el carácter del menor puede haber casos en los que el miedo por enfermarse sea mayor que las ganas de salir. 

Por esta razón es importante desde el punto de vista psicológico saber cómo afrontar este gran paso hacia la normalidad.

Profundizar en la nueva medida 

Los niños se acostumbran rápidamente a los cambios. Suelen ser mucho más flexibles que los adultos y su capacidad de comprensión, dependiendo lógicamente de su grado de madurez, es bastante elevada. 

Según explica Marta Campo Ruano, jefa de Psicología del Hospital Universitario Sanitas La Zarzuela (Madrid) a 'El Mundo'«es conveniente adelantarse a que lo vean en los telediarios y que nosotros seamos quienes les informemos de que, a partir del día 26 de abril, podrán salir a la calle». 

De esta forma es fundamental explicarles bien la situación y el por qué de la medida. El propio Gobierno insiste en la importancia de  hablar con los niños para que entiendan las condiciones y restricciones de estas salidas a la calle. 

Esta es una parte muy complicada para los progenitores, que tienen que contener las ganas de los menores por jugar en el parque o correr con otros niños. 

«Hay que aclararles que dar paseos por la calle es sólo un escalón dentro del todo el proceso, que ahora toca seguir unas normas. Lo ideal es plantear la salida como una aventura o un juego, utilizando el ingenio para encontrarle el enfoque divertido», recomienda la psicóloga.

Transmitir seguridad a los niños

Otra cuestión fundamental es tratar el posible miedo de los menores a contagiarse. Es fundamental ayudarles a que se sientan seguros en la calle y que no sientan temor por contagiarse y enfermar a sus abuelos.

«Debemos enfocar la salida como un momento de disfrute. Para ello, la madre/padre que le acompañe debe mostrar el estado de ánimo que quiera transmitir a su hijo, es importante transmitirles que su salud no corre peligro», asegura la especialista.

La doctora Campo Ruano asegura que habrá «muchos niños que no querrán salir al principio. Han estado escuchando que fuera hay un virus terrible que viaja por el mundo, que puede infectarnos y prefieren estar en casa, que es donde se sienten más seguros». 

En estos casos es recomendable ayudarlos a expresar sus emociones para que puedan sobrellevar mejor la situación.

Según la psicóloga «una buena manera de hacerlo es empezar por uno mismo y dar pie después para que el niño comparta sus sentimientos», pero señala que debemos ser pacientes y no forzarlos a salir,  ya que ellos mismos «perderán el miedo, a medida que se normalice la situación».