Imagen de una calle de Córdoba

Expertos anuncian por fin si es fácil contagiarse de coronavirus al aire libre

Dos estudios concluyen que hay más probabilidad de contagio en espacios cerrados

Dos estudios realizados en Japón y en la China han llegado a la conclusión de que la infección por coronavirus es muy poco probable en espacios abiertos. El riesgo de contagio es 19 veces más elevado en espacios cerrados que al aire libre, según publica 'La Vanguardia', ya que se necesita una cantidad suficiente de partículas para iniciar la infección y, al aire libre, el viento las dispersa.

Análisis de casos de Covid-19

El Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas de Japón ha analizado el desarrollo de once brotes de coronavirus detectados en el país. Entre estos, algunos se habían contagiado en un gimnasio, otros en el restaurante de un barco y otros en un festival celebrado dentro de unas carpas.

En China, la Universidad Tsinghua de Pekín, la Universidad del Sureste en Nanjing y la Universidad de Hong Kong han analizado 318 rebrotes, considerando un rebrote el contagio de tres personas o más. Curiosamente, ninguno de estos casos se había producido al aire libre, sino que habían tenido lugar principalmente en domicilios particulares y transportes públicos, así como en comercios y restaurantes, aunque en menor medida.

Previsiones de los expertos

Según explicaba el jefe de Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínico de Barcelona, Álex Soriano, el virus se transmite a través de las gotas de saliva que se expulsan al hablar, toser o incluso respirar. «En espacios cerrados donde hay un contacto cercano y prolongado entre personas es más fácil que se transmita la infección que en espacios abiertos donde el virus se dispersa en el aire», manifestaba.

El jefe de Enfermedades Infecciosas del hospital Vall d'Hebron, Benito Almirante, también hizo unas declaraciones referentes al tema en 'RAC1': «La posibilidad de contagiarse a través del aire debe ser inferior al 1 % o incluso menos. Es casi imposible que una persona respire aire de la calle tenga la posibilidad de transmitir la enfermedad».

Por este motivo, el riesgo de contagio en la playa o en una piscina es extremadamente bajo, ya que aunque estos espacios estén llenos de gente, no se suele establecer un contacto cercano con desconocidos. En caso de que una persona tenga el virus, este acabará dispersado con el viento.

Los expertos aseguran que el riesgo de contagio será más elevando de cara al otoño, cuando se produzcan aglomeraciones de gente en las aulas,salas de reuniones y otros espacios cerrados. Por lo tanto, remarcan la importancia de mantener la distancia de seguridad y evitar contactos cercanos innecesarios en estos espacios.