Un medico pasando visita en un hospital de la India

Un español en la India: 'Tienes 10 minutos para coger tus cosas e irte'

Juan Ferrando, que entrena en la India, y su vuelta a España: "Me dijo mi ayudante que tenía 10 minutos para coger alguna cosa e irme"

La realidad es que pasan los días y la actual pandemia del coronavirus mantiene en vilo y ataca gravemente a la India. Son distintas las variantes de este virus las que han ido surgiendo hasta el momento, la más preocupante hasta ahora es la variante india, y la propagación descontrolada de la misma y del propio coronavirus, ha sumido a este país en un auténtico infierno.

La covid-19 está dañando mucho a la India. Un país que preocupantemente ha pasado de los 12.000 casos diarios hace cuatro semanas a 300.000 en los últimos días. Tanto es así, que las autoridades sanitarias trabajan incansablemente para tratar de atajar este virus y frenar su expansión.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

«Todo lo que se ve por televisión es cierto. Falta oxígeno e incineran a las personas en las mismas calles. Ves todo eso y se te quitan las ganas de comer. Es una situación complicadísima», contaba Juan Ferrando, un entrenador español a MARCA.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

«Estoy recogiendo las maletas. En un rato cojo el avión para Barcelona. Todo ha sido rapidísimo. Ayer teníamos rueda de prensa en el hotel antes de un partido de Champions y me dijo mi ayudante que tenía 10 minutos para coger alguna cosa e irme con el taxi. Salí de Goa a Nueva Delhi corriendo. Pasé de pensar en el partido a verme en el avión». Esas eran las palabras del preparador físico, ex de Volos, Linares, Cultural, Ergotelis y Sheriff Tiraspol, que ya está de vuelta a España.

Por su parte, el entrenador de 40 años, que dirige al Football Club Goa de la Superliga de India, el primer equipo que juega la 'Champions asiática' y ya ha pasado por el trance de contagiarse por coronavirus, cuenta que, «Ves la situación que vive el país y asusta. Yo tenía suerte porque vivía en un hotel encerrado y sólo salía para entrenar o ir a los partidos. Tenía muchas medidas de seguridad y una organización buena. Aun así, me pillé el virus a mediados de marzo, no sé si por contacto con algún camarero o alguien del hotel y estuve 15 días con cansancio y dolores musculares. Esto demuestra que, aunque tomes muchas medidas, no te puedes contagiar. Pero, por suerte, lo que pasé yo no fue nada de otro mundo».

Tanto él como el resto de ciudadanos de todo el mundo, en este caso de la India, viven con plena incertidumbre y no sabe qué es lo que deparará el futuro: «No creo que pueda haber fútbol ni reorganizar nada. Supongo que se cancelarán las copas, la liga y la Champions. Ahora mismo me parece una locura decirle al club qué va a pasar. Lo primero es la salud, que las familias tengan oxígeno y puedan reducir el número de contagios», relata.

Faltan medidas para la contención del coronavirus

«No he tenido ninguna medida especial para volver a España. Sólo me hice el test y tengo una app de seguimiento. A partir de mañana ya cierran todo y la gente va a tener problemas. Por eso a mí me dijeron que me volviera ya. A partir de hoy a las 12 del mediodía van a cerrar todo». Pese a la situación tan complicada que está viviendo en estos momentos, agradece al club el trato que ha tenido con él: «He tenido la suerte de poder participar en la fase de grupos de la Champions. Estoy muy feliz en la India. Es la primera vez que un equipo de este país se cuela en esa competición, pero se le da la importancia necesaria. Estamos en una pandemia, lo importante es la salud de todos. Espero que se pueda volver a repetir con público y en condiciones normales. Pero ahora lo más importante es la salud», termina el entrenador.

La situación en la India

Momentos muy complicados y delicados los que está atravesando en estos momentos la India es especialmente delicada. Un país que ha superado con creces la barrera de los 300.000 casos diarios.

Por su parte, otros países como Francia, Alemania y Estados Unidos, han querido aportar su grano de arena y para ello han enviado material sanitario para intentar paliar las consecuencias en la medida de lo posible.

«Nos enfrentamos a una tormenta de contagios. Nuestras esperanzas eran altas después de afrontar con éxito la primera oleada, pero esto ha sacudido la nación», señala el primer ministro indio, Narendra Modi.