Fachada de la Agencia Tributaria

El error del Gobierno que podrías pagar caro pronto si estás en un ERTE

La avalancha de prestaciones ha disparado los cobros indebidos y los afectados tendrán que abonar la diferencia en la declaración

Los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) podrían salir muy caros a sus beneficiarios en la próxima declaración de la renta. La mayoría de los trabajadores que recibieron esta prestación en el contexto de crisis de la pandemia van a tener que devolver una parte a la Agenda Tributaria, y el impacto podría ser mayor de lo esperado.

Personal de la Agencia Tributaria y de Hacienda advierten del caos que se avecina en la próxima campaña de la renta y del el riesgo de que los trabajadores en ERTE tengan que tributar por prestaciones superiores a las que han recibido.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

3,4 millones de trabajadores en España se acogieron a un ERTE debido al cese de la actividad empresarial durante el confinamiento. Pero Hacienda considera que la Seguridad Social es un pagador igual que una empresa y, por lo tanto, los beneficiarios de las prestaciones tendrán que pagar por caja en la próxima declaración de la renta

El problema es que, a diferencia del resto de empresas, el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) no aplica la retención del IRPF, y muchos de esos trabajadores tendrán que abonarlo en la próxima declaración. La cantidad a pagar depende de muchas circunstancias, pero podría ser superior a lo esperado por un problema del Gobierno

La avalancha de prestaciones por ERTE ha disparado los cobros indebidos que, en la mayoría de los casos, se han producido por exceso. Es decir, que los trabajadores han contado más de lo que les tocaba. Un error técnico que puede salir muy caro a los afectados, ya que también tendrán que devolver esta parte que no les corresponde.

El problema se complica por la lentitud en la gestión de los cobros indebidos, ya que muchos afectados aún no han recibido la comunicación ni la carta de pago para hacer la devolución. Por ahora, el Gobierno no ha dado los datos de cuántas personas se han visto afectadas por los errores de gestión.

Según el SEPE, muchos afectados se han puesto en contacto con ellos para saber cuánto dinero han cobrado de más. Se muestran preocupados por lo que pueda pasar con sus obligaciones fiscales en la declaración de la renta, y temen que les puedan reclamar en base a lo que han recibido y no a lo que les correspondía. 

El Gobierno busca soluciones

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha cerrado un acuerdo con la Agencia Tributaria para actualizar cada mes los datos de los ingresos que reciben los trabajadores en ERTE. Con ello se pretende evitar que cuando empiece la declaración de la renta, el 7 de abril, muchos trabajadores se encuentren con la sorpresa de que deben pagar más de lo que creían.

Hacienda matiza que no se trata de un acuerdo como tal, sino de un compromiso por el cual el SEPE enviará a la Agencia Tributaria los datos actualizados antes del inicio de la campaña de la renta. Así la administración tendrá actualizados los borradores y datos fiscales de los españoles beneficiarios de un ERTE de cara a la campaña de la renta.

Además de la actualización de estos datos, se ha puesto en marcha un proceso para agilizar la comunicación de los cobros indebidos a los afectados. A través de una mejora en el sistema informático, cuando el sistema detecte que un trabajador en ERTE ha cobrado de más, le enviará de forma automática la comunicación de la parte que no le corresponde. Así podrá realizar las alegaciones e inciar el proceso de devolución del exceso.

Hasta ahora, cuando se detectaba una irregularidad se emitía un aviso al departamento de cobros indebidos para iniciar la tramitación del expediente a mano, y eso es lo que ha causado el gran atasco por el cual mucha gente no sabe aún si ha cobrado de más ni qué cantidad.

Se espera que las notificaciones de cobro indebido empiecen a llegar directamente a los afectados en las próximas semanas. En muchas delegaciones provinciales aún no se ha instalado el nuevo sistema y tendrán que seguir realizándose de forma manual.