Primer plano de la Reina Letizia

Los encuentros furtivos de Letizia en un piso de Madrid: 'Entraba por la terraza'

Los antiguos vecinos de la reina han desvelado qué medidas tomaba Felipe VI para ir a verla

A pesar de que ahora vive en un enorme palacio, cuenta con servicio propio y vive rodeada de lujo, hubo un tiempo en el que Letizia era una simple ciudadana más y vivía en un piso como otro cualquiera en el barrio Valdebernardo de Madrid, una urbanización que cuenta con piscina privada y pista de tenis. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Aquel piso tan solo contaba con 70 metros cuadrados útiles, disponía de dos habitaciones, salón, cocina y un baño. Y después de que ella decidiera dejarlo, fue su hermana Érika Ortiz, la que tomó su lugar hasta que fue hallada muerta en ese mismo lugar el 7 de febrero del 2007. 

«Era agradable, pero al mismo tiempo distante. Dudo que tuviera amigos en el vecindario», ha explicado uno de los vecinos del barrio que coincidió con la ahora reina de España a 'Cotilleo'.

Parece ser que por aquel entonces a la asturiana tampoco le gustaba mucho ser el centro de atención y no se dejaba ver muy seguido. «La habré visto una o dos veces en la piscina». 

Aunque si los vecinos de Letizia tienen que elegir, sin duda apuestan por su madre, Paloma Rocasolano, como la persona que se mostraba más agradable con los residentes de su edificio cada vez que visitaba a Érika. 

«A la que más he visto por aquí es a su madre, con la hija de Érika. Venía mucho de visita. Era una mujer encantadora, se portaba con los vecinos estupendamente. En el ascensor hablábamos del tiempo», ha contado una vecina.

«Usaban inhibidores»

Además, los residentes han querido desvelar que fue precisamente en ese edificio donde Felipe y Letizia tuvieron sus primeras citas. 

El ahora Rey de España entraba camuflado, siempre con el casco de la moto puesto, para no ser descubierto, y fueron muchos los vecinos que coincidieron con el «hombre misterioso» que jamás dejaba ver su rostro, un tipo corpulento y alto que encaja con la descripción del hijo de doña Sofía

Otra vecina ha querido confirmar que además tenía otra estrategia para no ser descubierto: «También dicen que entraba por la terraza». 

Pero estas no eran las únicas cosas que hacía hijo de don Juan Carlos para mantener su secreto. Los servicios de seguridad también le ayudaban y así lo han explicado los antiguos vecinos de Letizia

«Había problemas con los teléfonos y las puertas del garaje porque ponían inhibidores cuando él venía. Era algo normal, por cuestiones de seguridad».