El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante su comparecencia ante los medios tras la Conferencia multisectorial en Madrid, 27 de agosto de 2020

Dimite un alto cargo de Sanidad en plena crisis del Covid y huelga de los sanitarios

Es la segunda dimisión en pocos meses

El ministerio de Sanidad sufre un nuevo contratiempo en plena segunda ola de la Covid-19 en España y con una huelga de médicos convocada cada martes. Precisamente esto es lo que habría provocado la dimisión de Rodrigo Gutiérrez, el director general de recursos del ministerio que habrían adelantado algunos medios como 'El Español o 'La Razón'. Es la segunda en pocos meses tras la del secretario general de Sanidad, Faustino Blanco el pasado verano.

Según este último medio, fuentes no oficiales de Sanidad confirman que desde el ministerio encabezado por Salvador Illa le habría «invitado a marcharse». Todo por las protestas de los profesionales sanitarios por el decreto aprobado hace unas semanas para nuevas contrataciones para luchar contra la pandemia pero que no es del agrado del sector. Gutiérrez sería considerado el 'padre' de esta reforma. 

logo YoutubeLos mejores directos y vídeos de la red en el Youtube de España Diario. No esperes más, pincha aquí y síguenos gratis. ¡TE ESPERAMOS!

Este Real Decreto Ley 29/2020 fue aprobado por el gobierno para cumplir una de las peticiones de las comunidades autónomas, poder ampliar sus plantillas de profesionales médicos. Para hacerlo se decretó que seu pudieran contratar a médicos u otros sanitarios extranjeros que no tuvieran convalidado su título en España además de a licenciados que no hubieran aprobado las oposiciones del MIR. 

Otro de los puntos más polémicos era la posibilidad de que profesiones de diferentes especialidades pudieran ser trasladados para ejercer funciones para las que no han recibido formación. Los hospitales podían recurrir a cualquier miembro de su plantilla para ejercer, por ejemplo en críticos, sin tener la formación adequada. 

A lo largo de su mandato también habría tenidp varias polémicas que le habrían enfrentados no solo con médicos, sino con otros colectivos como enfermeras, estudiantes del MIR o el propio ministro Illa. Por ejemplo, está su cuestionable decisión de aprobar la elección telemática de plaza a los licenciados en medicina que habían aprobado el examen MIR, que suposo varios problemas para los estudiantes.

Los médicos no renunciaran a sus demandas

El presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), Serafín Romero, ha lamentado que no ven la oportunidad de conseguir un acuerdo en cuanto a la retirada del Real Decreto Ley 29/2020, que ha propiciado la huelga de médicos y, en relación a ello, ha asegurado que no van a consentir «el sacrificio su sistema de formación, motivo de reconocimiento fuera de España».

«Haber tenido que llegar a una huelga es un verdadero fracaso; hacía 25 años que no había una, o sea, que no se daban unas circunstancias tan parecidas en todo el país para que toda la profesión se pusiera de acuerdo solo para retirar un Real Decreto que tiene que ver con nuestro sistema de formación y acceso a a especialidad», ha expresado el presidente.

En este sentido, ha destacado que «no se trata de una huelga para pedir mejoras retributivas ni de condiciones laborales», que ya vienen pidiendo desde hace tres años, sino que ha sido en relación a un Real Decreto, porque, durante el tiempo que ha habido para ponerlo en marcha y poderlo evaluar, «no se ha contado con la profesión médica».

Por eso, ha esgrimido que su reflexión sobre la huelga es «triste» y «falta de esperanza», ya que, desde la profesión, se han puesto encima de la mesa fórmulas para solucionar «lo que se tenía que haber solucionado hace casi un mes», como dotar al primer nivel asistencial, el más afectado por la pandemia, de los recursos humanos necesarios.

«También podríamos haber reconducido a todos nuestros graduados y licenciados de Medicina, así como a todos los compañeros extracomunitarios y colegas homologados a una solución para desatascar la enorme burocracia de esta pandemia, sin necesidad de ir a un Real Decreto», ha expresado. «Para esto, nos hubiéramos quedado con las medidas del Estado de alarma, con un plan de contingencia de recursos humanos», ha concluido.