Imagen de archivo de una persona usando una mascarilla

Las diferencias y síntomas entre el resfriado, gripe y coronavirus

Identificar las características de estos virus puede evitar muchos ataques de pánico e innecesarias visitas al centro sanitario

La gripe estacional  ha sido siempre una grave inquietud entre los diferentes expertos sanitarios. Este año la preocupación médica se centra por completo en  la pandemia provocada por  el coronavirus, que comparte  síntomas  con las alergias y los resfriados de modo que estar atentos y ser plenamente conscientes de en qué momento hay que solicitar  asistencia médica es un factor clave.

Gripe, resfriado o coronavirus

Tanto una  gripe común  como un resfriado  no tienen cura así que la mayoría de nosotros cuando cogemos alguno dejamos que pase. Los síntomas más comunes de todos ellos y que pueden compartir con el COVID-19 son: la tos, dolor de cabeza, congestión nasal y malestar general.

Sin embargo, para saber de qué se trata exactamente hay que parar especial atención en los rasgos  en los que se diferencian. Uno de ellos es la fiebre. Los  resfriados comunes no suelen producir fiebre, mientras que la gripe y el COVID-19 suelen elevar la temperatura por encima de los 38 grados.

Según el Confidencial, asimismo, la gripe  suele provocar dolores y molestias musculares, concretamente en los brazos, las piernas y la espalda, además de en las articulaciones. En un resfriado pueden aparecer también dolores, pero muchos más leves que cuando se trata de una gripe. Además los síntomas en un resfriado aparecen de manera gradual mientras que cuando se trata de  una gripe  aparecen de golpe.

Otro punto en el que hay que focalizarse es la tos, ya que dependiendo del tipo que se tenga estaremos hablando de una u otra afectación. En el resfriado la tos  suele ser moderada y productiva, es decir, con flema. En cambio, en  la gripe y en el coronavirus  la tos es seca.

Con la alerta del COVID-19 uno puede encontrarse con la tentación de llamar al médico para ser evaluado con profundidad. Pero es recomendable estar seguros para no acudir a los centros sanitarios,  salvo una urgencia, con el fin de no colapsar el sistema.

Cuando llamar al médico

De la lista de síntomas relacionados con el COVID-19- los más frecuentes son: fiebre, cansancio, tos seca, dolores, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta y diarrea- un paciente que confirma que tiene tos, fiebre y padece una sensación de falta de aire es mejor que llame al médico e informe de sus síntomas y de si ha compartido momentos con alguna persona infectada.

En la llamada telefónica, los servicios sanitarios valorarán el estado de salud del paciente y de ser necesario, se procederá a la prueba y, de no serlo, se seguirán las indicaciones que ofrezcan los sanitarios.