¿Cuál es la diferencia entre actitud y aptitud?

Suelen confundirse por su semejanza de escritura, pero tienen significados completamente distintos. Te los contamos.

La actitud es la reacción frente a una situación
La actitud es la reacción frente a una situación | Pixabay

Estos dos términos suelen confundirse y muchas veces no sabemos cuál es la diferencia entre actitud y aptitud. Para poder utilizarlos en un contexto correcto y no caer más en el error, vamos a contarte de manera muy clara a qué hace referencia cada uno de estos términos y cómo utilizarlos.

En rasgos generales, podemos decir que la actitud hace referencia a la conducta de una persona cuando se enfrenta a determinadas situaciones. En cambio, la aptitud es la habilidad y capacidad que tiene alguien para hacer algo.

A continuación vamos a detallarte cada una de estas expresiones, vamos a poner algunos ejemplos y te explicaremos cuántos tipos hay de cada una y en qué se diferencian.

¿Qué es la actitud?

La actitud es la predisposición que tiene una persona a la hora de responder ante determinadas situaciones. Esta variable se utiliza generalmente para predecir conductas. Por lo tanto, se considera como una tendencia que se desencadena en el sujeto como respuesta a determinadas situaciones.

La actitud se fomenta en factores tanto biológicos, como emocionales y del sistema de creencias. Esta se desencadena a raíz de un estímulo, el cual puede ser concreto o generalizado. Dependiendo de nuestra experiencia, puede verse reforzada de manera positiva o negativa.

¿Cuáles son los tipos de actitud?

Dentro de la actitud, existen 5 grandes grupos de esta. A continuación vamos a contarte cuáles son estas divisiones:

  • Valencia afectiva: Este tipo de actitudes son las que hacen referencia a las reacciones de las personas según la valoración que hagan de su entorno. Estas pueden ser positivas, negativas o neutras.
  • Orientación de la actividad: Estas son las actitudes que se desarrollan teniendo en cuenta la realización de una tarea. Estas pueden ser proactivas y reactivas.
  • Relación con otro sujeto: Son las actitudes que se generan en relación con vínculos, experiencias y relaciones sociales. Estas pueden ser pasivas, colaboradoras, agresivas y asertivas.
  • Motivación: Es la actitud que se desarrolla según todas aquellas cosas que motivan al sujeto. Pueden ser interesadas y altruistas.
  • Valoración de la realidad: Son las reacciones que corresponden a la racionalidad o emocionalidad con la que el individuo perciba la realidad.
La aptitud es la habilidad que tenemos para hacer las cosas
La aptitud es la habilidad que tenemos para hacer las cosas | Unsplash

¿Qué es la aptitud?

Para saber cuál es la diferencia entre actitud y aptitud, ahora vamos a entender qué es la aptitud. Esta es la habilidad que tienen las personas para conseguir alguna cosa. También se refiere a la serie de herramientas y condiciones que tiene una persona para poder conseguir un objetivo determinado.

Por ejemplo, podemos decir que un comunicador debe tener aptitud de expresión verbal y un ilustrador debe tener aptitudes artísticas y plástica.

¿Cuáles son los tipos de aptitud?

A continuación vamos a contarte  los diferentes tipos de aptitudes que las personas pueden desarrollar:

  • Aptitud social
  • Aptitud mecánica
  • Aptitud artística/plástica
  • Aptitud verbal
  • Aptitud numérica
  • Aptitud espacial
  • Aptitud abstracta
  • Aptitud viso-motriz

Por lo tanto, a la hora de definir cuál es la diferencia entre actitud y aptitud podemos decir que radica en que las actitudes forman parte de nuestra personalidad, mientras que las aptitudes son facilidades innatas que poseemos para hacer las cosas. Sin embargo, tanto la aptitud como la actitud presentan una similitud, y es que pueden ser naturales o adquiridas.


Comentarios

envía el comentario