Profesional realizando un test rápido para detectar posibles casos de Coronavirus

Desvelan la clave para frenar los rebrotes: Solo hace falta una cosa

Cortar la cadena de transmisión es imprescindible para vencer al virus, pero se antoja muy complicado por una sola razón.

La lucha contra el coronavirus continúa activa para intentar frenar los casos de rebrote que se están produciendo en todo el mundo.

El mayor conocimiento sobre el virus nos permite ser más precavidos y estar preparados ante cualquier alerta, por pequeña que sea.

Ya hemos visto a través de las técnicas de rastreo que lo que empieza siendo un caso aislado acaba expandiéndose hasta afectar a decenas de personas. Cortar la cadena de transmisión es imprescindible para vencer al virus, pero ¿por qué se antoja tan complicado?.

El problema de los asintomáticos

La respuesta parece clara según un análisis de Scripps Research realizado en Estados Unidos. Los datos recogidos señalan que existe un extraordinario porcentaje de personas asintomáticas infectadas por el virus del COVID-19.

Concretamente la cifra podría llegar hasta el 45%, aunque podría ser considerablemente mayor en algunos casos. Un análisis realizado sobre 3.000 presos de EE.UU ha revelado que el 96% de los infectados habrían sido asintomáticos.

Los hallazgos sugieren que las infecciones asintomáticas pueden representar un papel significativo en la temprana y continua propagación del coronavirus. Esto se debe a la incapacidad de detectar y aislar con eficacia a los enfermos sin síntomas.

La carga viral de las personas sin síntomas

El problema sería mayor de ser cierta la afirmación que sugiere el estudio. Según los resultados, los individuos asintomáticos serían capaces de transmitir el virus durante un largo período de tiempo, incluso más de 14 días. 

Profesionales sanitarios trabajando para luchar contra el coronavirus.
Un estudio ha revelado que los asintomáticos también mostraron anormalidades pulmonares subclínicas significativas. | ESPAÑADIARIO

«La propagación silenciosa del virus hace que sea aún más difícil de controlar. Nuestra revisión realmente destaca la importancia de las pruebas. Está claro que con una tasa tan alta de asintomáticos, necesitamos echar una red muy amplia, de lo contrario el virus continuará evadiéndonos», explicaba el líder de la investigación, Eric Topol.

Por esta razón, el informe destaca la necesidad de realizar pruebas exhaustivas y de rastrear los contactos para mitigar la pandemia. Aislar a los asintomáticos será la clave definitiva para evitar la expansión de un virus ante el que nadie es inmune.

Según los autores de un estudio realizado a los infectados del crucero Diamond Princess, la ausencia de síntomas no implica directamente ausencia de daños.

De los 76 individuos analizados, un 54 por ciento mostraron anormalidades pulmonares subclínicas significativas.