Científics investigadors busquena  contrarrellotge una vacuna contra el coronavirus

Descubren que un producto que todos tenemos en casa es últil contra el coronavirus

Hacen falta ensayos clínicos para acabar de confirmar el potencial

Un grupo de científicos de diferentes disciplinas ha revisado la investigación científica en el ámbito de la higiene bucal y destacó el potencial de los colutoriospara reducir la transmisión de la Covidien-19.

Entre los participantes del trabajo, publicado en la revista 'Function', se encuentra el virólogo, catedrático de la Facultad de Biología de la UB y presidente de la Sociedad Española de Virología, Albert Bosch, además de especialistas en lípidos, microbicidas y expertos en salud de las universidades de Cardiff, Nottingham, Colorado, Ottawa y Cambridge. También ha participado la industria, facilitando información sobre la formulación de los colutorios.

Higiene bucal como clave para reducir el virus

Una de las estrategias que han planteado los científicos para inactivar el nuevo coronavirus en la garganta es dañar la membrana. Estudios previos han mostrado que los agentes que hay habitualmente en los colutorios bucales, con cantidades bajas de etanol, povidona yodada y cloruro de cetilpiridinio, podrían degradar las membranas lipídicas que rodean los virus.

En este estudio , los investigadores han evaluado las formulaciones de colutorios existentes para determinar su capacidad potencial de actuar sobre los lípidos del nuevo coronavirus y han sugerido el estudio clínico de algunos compuestos. A su juicio, la investigación publicada hasta ahora sobre virus envueltos, incluidos los coronavirus, refuerza la idea de que hace falta más investigación sobre si la limpieza oral podría considerarse una forma de reducir la transmisión del virus.

Se necesitan ensayos para confirmarlo

La investigación para determinar el potencial de este enfoque podría incluir la evaluación de fórmulas ya existentes o diseñadas a medida en el laboratorio. En cualquier caso, los expertos han comentado que ya sería posible llevar a cabo ensayos con algunos de los productos existentes en el mercado.

«Habría que comprobar si mimetizando los tiempos y las condiciones de los gargarismos con productos que contienen una serie de componentes con actividad viricida se inactiva realmente el virus. Sin embargo, mantener la distancia social y establecer barreras contra la transmisión, como el uso de mascarillas y guantes, sigue siendo el método más efectivo para frenar la propagación del virus ", ha resuelto Bosch.