Plano detalle de la bandera de Rusia en el uniforme de un soldado del ejército ruso

Una muerte pone a Putin en la cuerda floja: el dato que llena de esperanza a Ucrania

Los equipos militares rusos son impracticables en muchos casos por culpa de las condiciones en las que se encuentran

El comandante 13º regimiento de tanques de Rusia se ha suicidado  tras conocer la situación de los equipos de su unidad. Las Fuerzas Terrestres de Ucrania han revelado que todos ellos, a excepción de uno, se encontraban desmantelados. Habían quedado inutilizados, sin las piezas necesarias para su correcto funcionamiento. El comandante, al ser consciente de la terrible situación de sus tanques, decidió quitarse la vida.

El ejército ucraniano ha confirmado a través de Telegram las enormes pérdidas sufridas por las tropas de Putin. "Las condiciones de los equipos son en su mayoría extremadamente insatisfactorias, lo que hace imposible su uso completo", ha añadido.

Además, la 4ª División Panzer de Rusia ha denunciado que de diez tanques tan solo uno se encuentra en buenas condiciones.  "El resto están completamente desmantelados. ¡Algunos de ellos ni siquiera tienen motores!", confiesan. E incluso a otros les habían robado los equipos electrónicos.

Foto de un tanque ruso por las calles de Mariúpol, Ucrania
Los tanques rusos se encontraban totalmente desmantelados. | Europa Press

Según The Sun, el Ministerio de Defensa ucraniano ha revelado que Rusia no cuenta con la posibilidad de restaurar sus equipos desmantelados debido a la destrucción de los almacenes militares. "En la actualidad, los planes para usar los equipos tomados de los almacenes militares en realidad se han frustrado", añade Ucrania. De hecho, el ejército ruso han tenido que desplazarse a un aeropuerto a 33 kilómetros de la frontera, donde han podido obtener nuevos equipos.

Además, Ministerio de Defensa de Ucrania ha achacado el suicidio del comandante a las "consecuencias de la liberación de Trostyanets en la región de Sumy por parte del ejército ucraniano y la derrota de la división de tanques Kantemirov". Un comandante de otra unidad, el teniente general Serhiy Kisel, fue apartado de su cargo alegando unas "enormes pérdidas y el fracaso de la invasión rusa de Ucrania".

La muerte de este comandante ruso se suma a la  sucesión de altos mandos rusos fallecidos  en el conflicto entre Ucrania y Rusia.

El desgaste de las tropas de Putin

Un soldado con un arma en la mano y mirando fijamente
La situación del ejército ruso cada vez es más complicada. | Europa Press

Después de más de un mes de guerra, el ejército ruso empieza a sentir el cansancio debido a las complicaciones del conflicto y a su duración. Putin les había prometido que esta sería una guerra de corto recorrido, pero los rusos se han encontrado con la resistencia de ciudades como Kiev o Mariupol. No obstante, tras la recuperación de la ciudad de Irpin, al noroeste de Ucrania, las tropas vuelven a sentirse fuertes.
 
 

De hecho, ayer mismo el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, anunció que "las tropas rusas no se retiran, se reposicionan". Y es que para Moscú no parece querer rendirse todavía. El jefe del espionaje británico señala que "Ucrania se ha convertido en la guerra personal de Putin". De momento, parece que el fin de la guerra no está cerca.

▶️ Los otros malos momentos de Hospital Central