Imatge del president espanyol, Pedro Sánchez, durant una roda de premsa el 8 de maig del 2020

Sus ministros ya lo saben: La decisión de Pedro Sánchez

El presidente ha mandado un contundente mensaje a su equipo.

Pedro Sánchez  ha enviado un contundente mensaje a su Consejo de Ministros. Según recoge 'ECD', el presidente habría dejado claro a su equipo quién toma las decisiones en el Gobierno.

Las comparecencias semanales del líder socialista ante los medios de comunicación habrían ocasionado fuertes  discrepancias en el seno del ejecutivo. Algunos ministros no estarían de acuerdo con mantener estas apariciones públicas ante el riesgo de cometer errores.

«No se trata de salir por salir, para colgarse medallas, es necesario aportar novedades. Si no, la gente desconecta y se empieza a dar síntomas de agotamiento» señala 'ECD' citando fuentes cercanas al Gobierno

Sánchez justifica sus ruedas de prensa

Sin embargo, el presidente considera que estas intervenciones continúan siendo necesarias y quiso acallar las voces críticas  de sus ministros con un mensaje tajante.  «Yo soy el presidente del Gobierno», habría dicho Sánchez en la reunión del pasado martes. 

La intención del presidente es mantener la comparecencia de cada domingo para informar de las tareas y medidas tomadas por el Gobierno. En este sentido, Pedro Sánchez no piensa ceder más.

Ya tuvo que suprimir la comparecencia de las autoridades uniformadas tras el error de comunicación  cometido por el jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, el general Santiago, y tuvo que renunciar a su forma de hablar por petición del propio Pablo Iglesias. 

Según recoge 'ECD' el vicepresidente habría pedido a Sánchez que no utilizase palabras apocalípticas como «guerra» o «batalla», sustituyendo el discurso bélico por el triunfalista. 

El individualismo de Pedro Sánchez

Además, el presidente ya se vio obligado a cambiar su rueda de prensa del sábado al domingo tras la petición de algunos gobiernos autonómicos. Los líderes protestaron porque la comparecencia se realizase con anterioridad a la reunión con los presidentes autonómicos, celebrada cada domingo. 

El autoritarismo e individualismo de Pedro Sánchez  también se habría trasladado a otros ámbitos, generando malestar en varios de los altos cargos del Ejecutivo.

«Pedro Sánchez tiene tendencia a tomar decisiones por libre, sin contar casi con nadie.  Siempre le ha costado consultar y preguntar, salvo a su reducido círculo de asesores de confianza en La Moncloa» señalan las mismas fuentes a 'ECD'.

Quien sabe si esta pequeña disputa puede acabar dinamitando el Gobierno.