Imagen de archivo de una madre y tres niños

El dato tras la salida de los niños a la calle que pone en alerta al Gobierno

Los datos ofrecidos por Sanidad marcan un cambio de tendencia en el aumento de los contagios por grupos de edad

Aunque la  salida de los niños a la calle  fue muy polémica y causó la preocupación de muchos que lo veían demasiado precipitado, hasta ahora el Gobierno había mantenido un discurso de moderación: felicitó a los niños por su comportamiento y celebró que por ahora la salida de los niños y los adultos a la calle no haya conllevado un  aumento de los contagios  significativo.

Pero los datos que se acaban de conocer son preocupantes, porque según Sanidad el número de contagios en las franjas de edad de los menores,  de 0 a 9 años y de 10 a 19 años, se ha incrementado más que en ningún otro grupo desde que el 26 de abril  el Gobierno pusiera en marcha la fase de preparación con la salida de los niños acompañados de un adulto.

El aumento de los contagios  registrado entre el 26 de abril y el 12 de mayo para todos los grupos de edad es del 21,8%, mientras que en menores de 10 años el incremento es del 35,3% y en edades entre los 10 y los 19 años del 40,9%

Esto quiere decir que ninguna de las horquillas de edad sufre un aumento de los contagios tan grande como los niños, solo seguido por el incremento del 32,4% de los mayores de 90 años y el 26% de los jóvenes de entre 20 y 29 años.

Cuando se trata de los ingresos hospitalarios, en los menores de 10 años subieron un  29,1% y en los de 10 a 19 años un  26,5%. La media para todos los grupos de edad en las mismas fechas fue del 16,2%. Los ingresos de menores de 10 años en la UCI  aumentaron un 39,3%, entre 10 y 19 años un 35,3%, y todos los grupos de edad un 14,25%.

Estos datos alertan al Gobierno porque marcan un cambio importante. La  semana anterior  a la salida de los niños a la calle, el aumento de los contagios en menores de edad era del 60,1%, por debajo de todos los grupos de edad, que era del 62,4%. La franja de los 10 a los 19 registraba un aumento del 74,5%, superior a la media, y solo superado por los grupos de entre 80 y 89, y más de 90 años.

Una semana antes, en los momentos de mayor incidencia  de la epidemia, el aumento de los contagios en menores era el porcentaje más bajo de todos los grupos de edad: un 91,3% en menores de 10 años, un 79,7% de 10 a 19 años, y 138,9% en todos los grupos de edad. El aumento de los otros grupos de edad, sin contar los menores, superaba el 120%.  

Con los datos en la mano es evidente que ha habido un cambio, y la cuestión ahora será esclarecer si se debe a la salida de los niños o no. El lunes, el  director del Centro de Coordinación de Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, reconoció que en algunos hospitales la media de edad de los ingresados es algo menor, aunque descartó que tuviera una  relación causa-efecto  por la salida de los niños a la calle. 

Simón lo atribuye más bien a la progresiva descongestión de los hospitales y las UCI, un factor que habría permitido los ingresos de pacientes más jóvenes como causa más probable para explicar lo ocurrido. Sin embargo, reconoce que es algo difícil de valorar aún y harán falta  estudios científicos para valorar el impacto de la salida y la realidad de las nuevas cifras.